Garré afirmó que la Ciudad puede asumir las custodias, pero el jefe de la Metropolitana dice que no "da abasto"

Política

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, afirmó este jueves que el Gobierno porteño "puede asumir la custodia de los edificios públicos", y sostuvo que la Policía Metropolitana "cuenta con dos mil efectivos" para esa tarea. El jefe de esa fuerza, Eugenio Burzaco, admitió que "no dan abasto" para cubrir los puestos liberados.

"El Gobierno de la Ciudad puede asumir perfectamente la custodia de los edificios públicos. Ellos tienen una Policía Metropolitana con unos 2 mil hombres con un entrenamiento importante, de los cuales unos 800 proceden de la Policía Federal, así que tienen experiencia", señaló la funcionaria.

En declaraciones radiales, la titular de la cartera de Seguridad manifestó que "es gente que puede asumir perfectamente la custodia de los edificios, que no es una de las tareas más complejas". "Pueden asumir esto, además, fueron debidamente advertidos y comunicados", argumentó Garré, quien apuntó que los efectivos policiales fueron destinados a reforzar la seguridad en las calles de la Capital Federal.

Pero el titular de la Policía Metropolitana insistió en que esa fuerza "no da abasto" para cubrir todas las vacantes. "Comenzamos un proceso para cubrir la mayor cantidad de hospitales posibles, pero no damos abasto. Son 63 lugares hospitalarios (contando los centros de salud): es imposible cubrirlo", enfatizó. Para Burzaco es "una irresponsabilidad que en 24 horas saquen 1.400 policías".

En el polo opuesto, Garré señaló que "hemos hecho el esfuerzo y estos servicios adicionales nos parecen totalmente absorbibles por la Policía Metropolitana. Nosotros les dimos un plazo razonable, si no están preparados, no es culpa nuestra".

"Creo que a veces es la influencia de los asesores, de los (Jaime) Durán Barba, que aconsejan al victimización, pero la Ciudad puede asumir perfectamente la custodia de sus edificios", refirió.

Para Burzaco, "hay claramente incumplimiento de los deberes del funcionario público" de parte de la ministro de Seguridad de la Nación en torno a este conflicto. "Primero los sacaron, después mandaron un telegrama que prolongaban hasta el 6 de mayo, y los volvieron a sacar. No puede ser una especulación económica brindarle a la gente seguridad", consideró en referencia a los servicios adicionales.

En declaraciones radiales, el funcionario se mostró intrigado por el hecho de que, "cada vez que hay un tema contra un funcionario público relevante (de la Nación), caiga en el mismo Juzgado", en referencia al del juez federal Norberto Oyarbide, quien tiene en sus manos la denuncia que hizo el Gobierno de la Ciudad contra la funcionaria.

Por otro lado, Garré consideró como "un hecho menor" el robo denunciado en el Hospital Piñero, y por el cual se llevó a cabo una medida de fuerza. Este jueves, el personal médico del centro de salud denunció dos episodios delictivos nuevos. Uno es un ataque a una enfermera y otro un robo de prendas profesionales y un sello a un médico. la ministro señaló que "lo que ocurrió fue un episodio menor, el robo de un celular, parece agrandado".

"Estimamos que es muy razonable lo que hemos planteado. Nuestra prioridad es mantener el efecto disuasivo sobre el delito. Los patrullajes, presencia en los lugares más peligrosos y estratégicos en cada barrio", argumentó Garré. Al ser consultada sobre qué medidas se adoptarían, la funcionaria remarcó que se estudiará "una reducción horaria, manteniendo la misma retribución con menos horas".

"La Policía Metropolitana estableció que no pueden hacer horas extras, en un intento de proteger al personal policial, porque son tareas que ya tienen un estrés adicional a otros tipos de trabajo. Pero quieren que nosotros le hagamos adicionales a ellos, pero es un poquito, en fin, de avivada", sostuvo la ministra.

Garré indicó que cuando hay escasez de personal se ha recurrido a eso, pero advirtió que los horarios excesivos son perjudiciales para la persona.

Sobre la cobertura policial sobre zonas como la Villa 31, en Retiro, la ministra dijo que "el nivel de conflictividad en esas zonas de la ciudad es más alto y es indispensable la presencia de la Policía, y donde la Federal es irremplazable, por las competencias y el tipo de delito a los que se enfoca".

Sobre la muerte de un habitante de la Villa 31 que no llegó a ser atendido a tiempo por el servicio de ambulancias, hecho que provocó el bloqueo de la Autopista Illia en la tarde de ayer, Burzaco afirmó que "es duro decirlo, pero hay villas porteñas donde las ambulancias no pueden entrar si no es acompañadas con un patrullero". Respecto del servicio adicional que tradicionalmente cumple la Federal en Capital, reflexionó que "hay límites para la utilización de seguridad privada: en algunos hospitales lo podemos poner y en otros no".

Dejá tu comentario