Garré calificó como "grave" la connivencia entre el delito y algunos policías

Política

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, avaló las denuncias penales que presentó contra 20 policías federales, los cuales serán echados de la fuerza en los próximos días, y remarcó que "es grave la connivencia" que tienen algunos uniformados con el delito.

Garré indicó que "el remedio contra la corrupción son activas políticas de transparencia, instituciones firmes de control político y un desempeño cada vez más profesionalizado de las Fuerzas Policiales y de Seguridad".

Mediante un comunicado, la ministra dio detalles de los motivos que llevaron a su cartera a denunciar ante la Justicia a 20 funcionarios de la Federal, que se desempeñaron en las comisarías 7ma., 28va. y 44ta. y que todavía siguen dentro de la institución, incluso en las mismas u otras seccionales porteñas.

La cartera recopiló evidencias que comprometen a cuatro comisarios, un comisario inspector, cinco subcomisarios, dos subinspectores, un sargento, cinco cabos primeros, un cabo y un agente, en irregularidades y delitos diversos.

"El Ministerio de Seguridad elevó a la Justicia el resultado de una pormenorizada investigación en torno a lo que en la jerga se conoce como ´quintas´ o cohecho, que involucra a algunos funcionarios policiales. No es la primera investigación de este tipo que judicializamos", precisó.

Garré admitió que cuando ocurren este tipo de irregularidades a los funcionarios y a todos los integrantes "honestos" de las fuerzas de seguridad los "embarga el desconcierto".

"La complicidad con el delito es grave y más aún cuando los involucrados son los mismos que deberían confrontarlo. Por eso el mandato permanente de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, desde la misma creación del Ministerio de Seguridad fue afirmar el control político de estas Fuerzas, modernizarlas tecnológicamente, articular las políticas públicas con la participación ciudadana y extender a las provincias todo el apoyo necesario para avanzar juntos en el mismo sentido", añadió.

La funcionaria explicó por medio de su perfil en la red social Facebook que las denuncias contra los 20 policías se tramitan en tres Juzgados y son por "cohecho y enriquecimiento ilícito" (subas patrimoniales injustificadas, adquisiciones de inmuebles, vehículos, yates y otros bienes suntuosos que no se corresponden con sus ingresos y cuentas bancarias con movimientos irregulares).

El origen de las investigaciones corresponde a testimonios de integrantes de la propia fuerza de seguridad y a comerciantes a los que se habría extorsionado para el cobro de dinero por "protección policial". 

Dejá tu comentario