Gobernadora defendió la gestión y llamó a los bonaerenses a "persistir en el camino"

Política

Durante su segundo discurso ante la asamblea provincial la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, realizó un repaso de su primer año de gestión y agradeció "el respaldo que los ciudadanos le dieron al cambio". También pidió a los bonaerenses "persistir" para seguir en el camino del cambio.

Vidal reconoció que "la Provincia todavía duele" y que los bonaerenses "todavía no vieron todos los resultados esperados", pero aseguró que su gestión está "en el camino correcto" y "poniendo los cimientos".

"En un año no se puede resolver todo lo que no se hizo en los últimos 25. Estamos avanzando, estamos en el camino correcto, estamos poniendo los cimientos. Que aun cuando no se vea, estamos haciendo lo que hay que hacer", enfatizó la mandataria ante la Asamblea Legislativa en la Legislatura bonaerense.

En su mensaje, Vidal agradeció el acompañamiento del presidente Mauricio Macri, insistió en que su gobierno eligió "antes que nada decir la verdad, sin relatos" y agregó que "el cambio es necesario" y que "todavía falta para que podamos vivir en una provincia digna, curada de todas sus heridas".

"Elegimos antes que nada decir la verdad, sin relatos, por eso reconocemos que la Provincia todavía duele. Sé que muchos bonaerenses tuvieron un año difícil. Que todavía no vieron todos los resultados que esperamos. Que tuvieron que poner más el cuerpo y que a veces se hace duro. Créanme que los entiendo".

"Nadie me lo contó, yo estoy en la calle", apuntó la mandataria, que estuvo acompañada por el vicegobernador Daniel Salvador, y el presidente de la Cámara baja, Manuel Mosca.
Y les pidió: "No se den por vencidos. Bajar los brazos nunca fue una opción. Ni para mí, ni para ustedes. No aflojen porque este cambio es necesario".

La gobernadora anticipó además que en este año electoral va a "trabajar para que la gente siga acompañando con su voto" al frente Cambiemos, aunque subrayó que por ello no dejará "ni un minuto" de ocuparse de su responsabilidad en el Ejecutivo provincial.

"Este año en particular, un año electoral, tenemos que seguir dando las peleas que hacen falta, cada uno desde su lugar. No estamos acá para el aplauso fácil. Esta Provincia no soportamás el camino de los atajos y las avivadas. No soporta más la improvisación. Yo, como ciudadana y como parte de Cambiemos voy a hacer todo lo posible para que el cambio avance. Y por eso voy a trabajar para que la gente nos siga acompañando con su voto", sostuvo Vidal.

Sin embargo, dijo que "como gobernadora" no va a dejar "ni un minuto" de ocuparse de su responsabilidad en el gobierno provincial y le pidió "a todas las fuerzas políticas, que también van a buscar el voto, que hagan lo mismo".

"Los argentinos y los bonaerenses ya sabemos lo que pasa cuando maquillamos la realidad. Sé que la política, muchas veces, los ha defraudado, que es difícil confiar.

Durante décadas, en cada elección se les prometieron mejoras, y esas mejoras no llegaron. Esta vez va a ser diferente y les pido que persistan por dos razones. Porque estamos dando la pelea y porque empezamos a ver señales de esperanza", prometió.

También resaltó que continuará su lucha contra "las mafias" y el "sistema corrupto" que encontró en el Servicio Penitenciario y la Policía Bonaerense y anunció el llamado a una amplia mesa de diálogo social para diseñar "una política de largo plazo para tener más y mejor seguridad".

Al dirigirse a la oposición, la gobernadora agradeció la "responsabilidad con la que abordaron las discusiones difíciles" y le pidió colaboración para avanzar este año en la aprobación de "leyes fundamentales", entre las que mencionó "la Ley de Declaraciones Juradas, la Ley de Obra Pública, el Nuevo Código Procesal Penal enfocado en la víctima, el nuevo sistema de Selección de Jueces, el Nuevo Estatuto del Personal Penitenciario, una nueva Ley de Tierras Fiscales y la Ley de Asociación Público-Privada".

Un párrafo aparte fue la mención de Vidal respecto a la pobreza: sostuvo que Buenos Aires "es la que más personas tiene viviendo" en esa situación, pero que "eso no empezó en 2015 ni en 2001, sino que viene desde hace décadas", y destacó las medidas adoptadas por su gestión para revertir esas cifras.

Según precisó, hasta la fecha, más de 720 mil bonaerenses que sufren la pobreza pudieron acceder cerca de su casa a servicios fundamentales como el DNI, las partidas de nacimiento, la Asignación Universal por Hijo y atención médica en ginecología, odontología, pediatría, vacunación, entre otras.

"De esta manera dejamos atrás una política de punteros. Sacamos a los intermediarios entre el Estado y las personas", destacó en su mensaje, que fue seguido por el presidente de la Suprema Corte de Justicia Provincial, Luis Genoud; el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó; el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña; intendentes, autoridades religiosas, miembros del gabinete y legisladores.

La herencia recibida también fue parte de su discurso, en el que advirtió que "hace décadas que un gobernador no recorría los 135 municipios de la Provincia" y destacó su pelea para recuperar la totalidad del Fondo del Conurbano.

"Los vecinos no reciben desde hace años un trato equitativo porque hubo una pelea que nunca se dio: el Fondo del Conurbano. Otros gobernadores decidieron callarse respecto a este tema. Muchos presidentes anteriores también. Nosotros no. Decidimos ir a la Corte y reclamar lo que es nuestro", subrayó.

Dejá tu comentario