Gremios cercanos a Moyano salieron a bajarle el tono a la interna y dicen que buscarán evitar la ruptura en la CGT

Política

En medio de la tensión generada en el sindicalismo por posible fractura de la CGT, los gremialistas más cercanos a Hugo Moyano salieron a respaldarlo y abogaron por evitar una ruptura en la centra obrera.

El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, dijo que su sector bregará para que los denominados gordos, "no se vayan" de la CGT, y respaldó la forma de conducir del dirigente camionero Hugo Moyano.

"Como gremio metalúrgico vamos bregar para que los compañeros que intentan irse no se vayan", dijo Caló en declaraciones radiales y señaló que "estas discusiones son habituales dentro de CGT, pero ahora salieron a la luz".

El dirigente metalúrgico atribuyó el "personalismo" de Moyano a "su forma de ser" y agregó: "yo también en mi gremio soy personalista y no tengo objeción".

Finalmente, indicó que "el trabajador no quiere" una fractura de la CGT, por lo que instó a todos los titulares de los gremios a que "con responsabilidad adopten los medios para que esto no llegue a concretarse".


En tanto, el secretario general de las 62 Organizaciones Justicialistas, Gerónimo Venegas, dijo hoy que "siempre ha habido diferencias" dentro del movimiento obrero, al tiempo que sostuvo que no cree que la CGT esté quebrada.

"No creo que la CGT esté quebrada. Hay diferencias pero siempre las ha habido en el movimiento obrero. Nunca ha habido unidad total y no creo que las diferencias sean tantas", señaló el también titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) en declaraciones radiales.

Venegas afirmó que el titular de la central obrera, Hugo Moyano, "debe cumplir su mandato" como secretario general y "esperar a que se termine su mandato para ver si sigue o cambia".

Finalmente, buscó diferenciarse tanto del camionero como de los denominados `gordos`, al señalar: "Yo no participo de un lado o del otro, y hace un año y pico que no voy a la CGT".

Por su parte, el titular de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, dijo que su gremio intentará que la CGT no se fracture, durante el encuentro que mantendrán este mediodía los denominados gordos e independientes de la central obrera.

"Vamos a intentar que no se rompa. Mi gremio va a procurar encontrar los equilibrios y cambios de actitudes y metodologías necesarios", dijo Rodríguez.

El dirigente gremial ponderó el lenguaje "mucho más calmo" que tuvo anoche el titular de la CGT, Hugo Moyano, en declaraciones televisivas, aunque señaló que la solución "no pasa por cambios de lenguaje sino por cambios de actitud y de acciones concretas".

Rodríguez reclamó que debe volver a la CGT "el análisis, el debate y la llevada a la acción de una agenda de la CGT", y señaló que lo que se discute es "una agenda laboral" de la central obrera, que incluye temas como "las asignaciones, salario mínimo, seguro de desempleo y el tema de las obras sociales".

No obstante, reiteró sus críticas al estilo "personalista" de Moyano y dijo que le parece "lamentable" que un secretario general reaccione con "insultos y descalificación" al resto de los gremios.

Rodríguez dijo que no cuestiona "para nada" el apoyo de Moyano al kirchnerismo, aunque sostuvo que la CGT "debe mantener la independencia y no ser el brazo político del gobierno de turno".

Por último, al ser consultado sobre que posición llevará la CGT al Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, Rodríguez dijo que su posición personal es que el aumento del nuevo piso de los haberes que se debe discutir "tiene que rondar el 20 por ciento".

Dejá tu comentario