Impuesto a la riqueza: nueva reunión en Olivos y guiño de Alberto F.

Política

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, volvió a encontrarse con el jefe de Estado y dio detalles finales de la iniciativa. Aún falta aval final de Máximo Kirchner para la presentación del texto.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Carlos Heller, volvió a la residencia oficial de Olivos para charlar con Alberto Fernández sobre el denominado impuesto “a los ricos”. Según confió el propio legislador, al jefe de Estado “le pareció muy bien” la iniciativa.

Sin embargo, y a pesar de la doble visita de Heller a Olivos, la decisión final -así lo hicieron saber- antes de la presentación del proyecto la tendrá el jefe del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner.

“Yo diría que tenemos el total apoyo al proyecto, que lo ve como un buen proyecto y una buena contribución, en un momento en que el país necesita esos recursos para afrontar los gastos generados por la crisis de una manera notable”, señaló el diputado banquero luego del encuentro, y agregó que el jefe de Estado espera que traten “pronto” el texto en cuestión.

Desde el kirchnerismo también dieron a entender que se apoyarán en encuestas realizadas que valoran la discusión del tema, y las consultas previas a abogados y tributaristas

para evitar eventuales problemas legales con la aprobación de la ley.

Si bien aún no se conoce la letra exacta del proyecto, lo cierto es que la intención de Heller es gatillen el impuesto quienes poseen más de 200 millones de pesos -aproximadamente-, con una alícuota que irá en crecimiento a partir de la base inicial para un tributo que, prometen, será por “única vez”.

Una vez presentada, se dará giro -como mínimo- a la comisión que preside Heller. A partir de allí, comenzará un juego de pinzas y pujas con los distintos sectores de la oposición. El oficialismo, en la Cámara baja, no tiene quorum o mayoría cómoda como en el Senado y tendrá que convencer a Juntos por el Cambio o a bancadas menores, como las del lavagnismo o la que maneja el mendocino José Luis Ramón.

El problema que tiene la oposición es que no impuso un criterio de objeción férrea a este asunto, por lo que la discusión ya no pasará tanto por la aplicación o no del impuesto, sino por la cantidad de personas que quedarán incluidas. De allí las ventanas que deja abierta Heller antes de la presentación del texto, aunque se piensa en 12.000 personas y una recaudación de entre u$s2.000 y u$s3.000 millones.

La Cámara baja avanzará en las próximas horas con leyes de consenso, como la de recetas digitales y educación a distancia. En cambio, dejaría la de economía del conocimiento para la próxima sesión virtual.

El nuevo anuncio de presentación del impuesto a la riqueza -se pospuso en varias ocasiones- se da en medio de la frenética negociación del Gobierno con acreedores con respecto a la deuda bajo legislación extranjera. En algunos despachos ya hacen cuentas de la cantidad de legisladores a “convencer”. La letra del texto aún no se conoce.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario