Interna en Cambiemos: PJ anti-K lanzó "Peronismo Republicano"

Política

El excompañero de fórmula presidencial de Macri y el exministro de María Eugenia Vidal suman dirigentes para ganar espacio en la boleta de octubre. Interna con Monzó por la jefatura bonaerense y señales de Randazzo.

Miguel Ángel Pichetto, el exintendente de San Miguel Joaquín de la Torre y la dirigente peronista Claudia Rucci lanzaron “Peronismo Republicano” con el objetivo de captar el voto peronista no kirchnerista en la provincia de Buenos Aires. El espacio fue presentado en el club San Miguel Rugby en paralelo a otros armados del peronismo disidente como el que impulsa Emilio Monzó, quien giró por Tandil y Mar del Plata.

Dentro de este grupo, además de Pichetto y De la Torre también están algunos intendentes como Hernán Bertellys (Azul), Guillermo Britos (Chivilcoy), Manuel Passaglia (San Nicolás), además del senador nacional por Salta Juan Carlos Romero.

Se trata de un armado político por fuera de otras líneas internas de Juntos por el Cambio, como la representada por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, o el ala más dura del PRO, referenciada en el expresidente Mauricio Macri y la actual titular del partido, Patricia Bullrich. En los últimos meses se vienen presentando distintas alternativas para intentar captar lo que, dentro del espacio de Juntos por el Cambio definen como “el voto peronista no kirchnerista”, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, que representa casi el 40% de los votos nacionales en cualquier elección, especulan.

En este sentido, el 19 de febrero pasado Graciela Camaño y Juan Manuel Urtubey presentaron el partido Tercera Posición, con la intención de competir electoralmente en los comicios legislativos de este año. Al explicar la nueva línea interna dentro de Juntos por el Cambio, De la Torre -quien también fue ministro de Gobierno en la provincia de Buenos Aires durante la gestión de María Eugenia Vidal- indicó que “el 60 por ciento del votante en el conurbano es no gorila, es afín al peronismo, peronista o kirchnerista”.

De la Torre indicó que, “si las opciones que hay enfrente al kirchnerismo no discuten ese voto, a las ocho de la mañana del día de la elección, el kirchnerismo tiene 35 puntos en la provincia de Buenos Aires”. En este sentido, remarcó que “hay cuatro experiencias: en 2009 De Narváez-Sola discutieron ese voto y perdió el kirchnerismo; en 2013 Massa con todos nosotros y perdió el kirchnerismo; y en 2015 y 2017, primero Massa y luego Massa y Randazzo por fuera discutieron ese voto”.

De fondo, aparece también la figura de Florencio Randazzo quien reapareció justo cuando el peronismo no oficialista, en sus distintas expresiones, empieza a mover fichas con la expectativa de generar una “tercera vía” que rompa con la polarización electoral. Hilda “Chiche” Duhalde, una de las vacunadas “VIP”, ya había lanzado un mes atrás su propio partido político denominado “Sumar”, el cual busca reciclar los vestigios del duhaldismo y recolectar a los heridos y decepcionados por el Gobierno. Pero además, Chiche tiene línea directa con Randazzo, el “mesías” que el PJ no K está esperando para ganar volumen a partir de una figura pública convocante como el de Chivilcoy.

“Hay distintos sectores del peronismo que están trabajando cada uno por su lado y esperando los tiempos para ver si pueden lograr una síntesis y ser una alternativa. Todavía está tibio”, admitió una fuente cercana a uno de los dirigentes del PJ no oficialista.

El exsecretario de Comercio Guillermo Moreno, quien estrenó en octubre del año pasado su nuevo partido “Principios y Valores”, se anota en la lista de “peronistas de Perón” que no quieren saber nada con el Gobierno de Alberto Fernández.

En ese contexto, el vicepresidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echevarría, Fernando Gray, apeló la decisión de la Justicia de La Plata ante la Cámara Nacional Electoral, a fin de dejar si efecto la convocatoria adelanta a elecciones de la fuerza, en la que se consagraría a Máximo Kirchner como titular. Tras el fallo contrario que recibió del juez Alejo Ramos Padilla, Gray ahora presentó un recurso de apelación ante el tribunal superior.

Para el jefe comunal, la decisión de Ramos Padilla no tiene “fundamentos suficientes” y tampoco evalúa “el marco fáctico y jurídico que rodea la controversia”. A la vez, insiste en que fue durante una reunión vía zoom donde se definió adelantar los comicios para el 2 de mayo, pese a que los mandatos de las autoridades actuales vencen en diciembre.

“Hicimos una presentación impugnando una reunión del consejo del PJ que pretende adelantar las elecciones internas, cuando el Partido tiene mandatos hasta diciembre. Creemos que es inoportuno por distintos motivos: desde cuestiones formales hasta la importunidad de realizar internas en medio de una pandemia”, explicó el intendente de Esteban Echeverría días atrás.

La gran mayoría de intendentes, así como dirigentes de la primera plan del partido y el propio presidente Alberto Fernández se alinearon detrás del plan de ungir a Máximo Kirchner en las elecciones del próximo 2 de mayo. Ese día, el líder de La Cámpora no tendrá competencia ya que fue impugnada la única lista que amenazaba con disputarle el cargo.

Dejá tu comentario