IRREVERSIBLE DIFERENCIA A FAVOR DE MACRI EN CAPITAL. FILMUS SEGUNDO

Política

• La fórmula Macri-Michetti obtenía anoche 45% de los votos. En el segundo puesto, Filmus-Heller con 24% y tercero Telerman con 20%.
• Así, Macri obtuvo más votos que Filmus y Telerman juntos.
• Esta amplia ventaja convertiría en un mero trámite una segunda vuelta, la que no sería aconsejada por ningún experto electoral.
• El kirchnerismo, más allá de las diferencias, juraba que va a ir al ballottage el 24 de junio. Macri se aseguró mayoría en Legislatura.

Mauricio Macri logró ayer en la elección a jefe de Gobierno de Buenos Aires más votos que sus dos principales adversarios, Daniel Filmus y Jorge Telerman, juntos. Alcanzó más de 45% de los sufragios, pero igual debería ir a un ballottage frente al delegado de Néstor Kirchner en el distrito. ¿Se animará el ministro de Educación cuando hay más de 22 puntos de diferencia, algo que cualquier experto diría que es irremontable? ¿De dónde sacaría los votos Filmus? Kirchner lo empujaba anoche a la pelea, quizás enojado porque la elección revela que en el segundo distrito del país en cantidad de votos apenas logró convocar ayer a 23,88% de las adhesiones, unos 380 mil votos. ¿No quiebra ese dato la impresión de que es un campeón de la imagen positiva? Aun mandando a perder a Filmus, seguro que aumentaría en votos. Macri ganaba anoche 15 de las 30 bancas en juego en una elección en la cual se destacó Aníbal Ibarra, segundo después del macrismo. Si el kirchnerismo insiste en ir, el ballottage será el 24 de junio.

Mauricio Macri logró ayer un contundente triunfo en la elección a jefe de Gobierno de la Capital Federal junto a su candidata a vicejefa, Gabriela Michetti. Detrás, el oficialismo con Daniel Filmus-Carlos Heller mantenía una diferencia de más de 20 puntos, y los perdedores Jorge Telerman-Enrique Olivera aun cuatro puntos debajo del kirchnerista ministro de Educación. De la elección participó 68% del padrón electoral, 4% menos que en 2005.

Macri conseguía anoche lo que se había propuesto al volver a presentarse como candidatoa jefe de Gobierno porteño:romper el techo de 37 por ciento que le marcó la votación de 2003 y perforar el 40 por ciento.

Más que eso, con más de 45% que le daban los resultados oficiales a partir de las nueve de la noche, los macristas se daban ánimo de que el segundo, Filmus, declinara esa instancia. Lejos de Macri, Filmus oscilaba en 24% de las adhesiones, pero festejaba el kirchnerismo haber « derrotado a Telerman y también a la candidata presidencial Carrió». Nada de no dar segunda vuelta, era la consigna en la algarabía oficialista que contó con la presencia de Cristina Kirchner.

  • Intriga

    Telerman se mantuvo todo lo que pudo en torno de la intriga, hasta los cómputos oficiales, como si estuviera convencido de un empate técnico con el oficialista Filmus. En cambio el kirchnerismo se entregó a los resultados de boca de urna que burlaron la veda desde las seis de la tarde.  

    El próximo 24 de junio está pautado el ballottage y también, junto a esa elección, una consulta popular para que los porteños voten sí o no a que la Ciudad de Buenos Aires cuente con policía propia.

    Las dudas sobre esa compulsa voluntaria parecen un hecho sin importancia ante la otra duda: ¿cómo gobernará Telerman hasta el 10 de diciembre, cuando termine su mandato?

    «Se puede», se resignaba el vocero Oscar Feito en el Palacio San Miguel, donde una pomposa recepción esperaba los resultados que serían adversos para el jefe porteño.

    «El Presupuesto que se presenta en setiembre se podría conciliar con los ganadores», se convencía más ese portavoz que debió ser el primero en dar noticias del trance electoral ante las cámaras de TV en la tarde de ayer.

    Telerman anticipó las elecciones, quizás hoy, demasiado. La idea fue separar los comicios locales lo más posible de los nacionales, pero en su momento también apurar al kirchnerismo a que definiera candidato o lo eligiera a él como propio. El razonamiento que definió la anticipación fue que si ganaba, continuaba sin tropiezos y que de perder era lo mismo gobernar unos meses más, o menos.

  • Interrogante

    ¿Llevará ese gobernante el sino también de que ninguno completa el mandato? Sólo lo hizo Aníbal Ibarra en su primera gestión, pero fue un mandato menor a los cuatro años que marca la Constitución porteña.

    La otra duda, claro, la del macrismo, que temía enfrentarse como deberá hacerlo al oficialismo en una segunda vuelta. Al menos hasta anoche el kirchnerismo no pensaba en resignar esa posibilidad de jugar la segunda ronda y tener chances de ganarla y dejar nuevamente a Macri perdedor.

    Telerman deja a dos de sus ministros con cargos legislativos: Gabriela Cerruti y el secretario general, Raúl Fernández, integrantes de una lista tan surtida como la alianza que armó y que habrá que ver si se mantiene cuando en diciembre asuman los legisladores electos ayer.

    Anoche mismo, Macri y Filmus comenzaron sus campañas por la segunda vuelta, no bien pronunciados sus discursos de ganadores. Filmus insistió contra «el modelo de los 90», mientras Macri replicó sobre gastos del actual gobierno, como las propuestas que propaló en campaña. Será el tono del proselitismo que se reinicia para prolongarse por tres semanas hasta el cuarto oscuro definitivo.

    El derrotado, Telerman, aun con 60% de las mesas escrutadas, evitó pronunciarse, sólo felicitó a Macri y dejó en espera su posición en la grilla de resultados.

    Cerca de las once de la noche fue cuando Telerman enfrentó a las cámaras, felicitó a la fórmula Macri-Michetti y dijo que se pondrá «a disposición de las nuevas autoridades para garantizar la transición» y que seguirá «hasta que asuman las nuevas autoridades con toda nuestra energía». En otro sentido expresó que la coalición que integró con distintas fuerzas tendrá proyección nacional.

    Hoy comenzarán esos días clave de transición en el gobierno porteño que conduce Telerman.

    Para Macri se iniciará un trance que temía la semana pasada: enfrentar al candidato del oficialismo.

    «Yo quisiera verlo contra Telerman», pedía el asesor ecuatoriano del empresario, Jaime Durán Barba, la semana pasada, cuando aventuraba que Filmus sería el competidor de la segunda ronda.

    «Si es Filmus el que va a segunda vuelta, la Coalición tomará la posición de que cada uno vote a libertad y conciencia», anticipaba Carrió sobre las horas que correrán para la definición sobre quién gobernará la Capital Federal.
  • Dejá tu comentario