Escándalo en Jujuy por audio del titular del Tribunal de Justicia que admite que Milagro Sala "no está presa por sus delitos"

Política

El bloque PJ provincial denunció la "falta de independencia de poderes" luego de que se difundieran mensajes en los que Pablo Baca admite la alevosía del gobierno de Gerardo Morales contra la dirigente social. Sala no está presa "por sus delitos sino para no volver al quilombo permanente", sostuvo.

El presidente del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Pablo Baca, quedó envuelto en un escándalo luego de darse a conocer una serie de audios en los cuales sostiene que Milagro Sala está presa “no por sus delitos, sino para no volver al quilombo permanente”. Diputados provinciales anunciaron que promoverán el juicio político y reclamaron la intervención de la Justicia.

Diputados provinciales del bloque PJ denunciaron la "falta de independencia de poderes" en Jujuy y reclamaron "la intervención de la Justicia provincial" tras las difusión de los audios de Baca, en los cuales admite que la dirigente social está detenida "no por sus delitos, sino para que no tengamos que volver al quilombo permanente, a los cortes, a la quema de gomas".

"Milagro (Sala) está presa porque ese bendito tribunal entiende que si ella está suelta es un peligro para el gobierno; no por sus delitos, sino para que no tengamos que volver al quilombo permanente, a los cortes, a la quema de gomas", afirma Baca en uno de los audios difundidos el domingo por el sitio El Cohete a la Luna.

El portal explicó que entre el 2018 y 2019 Baca tuvo conversaciones con una jujeña -a la que no se identifica- que lo grabó y entregó el material al medio.

En ese contexto, el bloque de legisladores opositores dijo este lunes en conferencia de prensa que promoverá el juicio político del juez Baca y exigió la derogación de leyes de la reforma judicial encarada por el gobierno de Gerardo Morales.

Pablo Baca.jpg
Al frente, Pablo Baca. Detrás, el gobernador Gerardo Morales.

Al frente, Pablo Baca. Detrás, el gobernador Gerardo Morales.

En los audios se escucha al presidente del STJ, que en ese momento era vocal del máximo tribunal, protestar contra la figura del titular del Ministerio Público de la Acusación, Sergio Lello Sánchez, por las "presiones" que ejercía sobre los jueces.

La reforma judicial que comenzó Morales en 2015 implicó la creación del organismo acusador y la ampliación del STJ, en el que asumieron luego de votar la reforma en la Legislatura dos diputados radicales, uno de ellos Baca.

Los diputados del FdT anunciaron que van a iniciar el proceso de juicio político a Baca y exigieron también la derogación del actual Ministerio Publico de la Acusación (MPA).

"El presidente del STJ decide sobre nuestra libertad, patrimonio, bienes y honor; por eso hemos decidido en avanzar en la solicitud de renuncia del doctor Pablo Baca, por falta total de ética en sus funciones", sostuvo la diputada Liliana Fellner.

En ese marco, afirmó que "no existe la independencia de poderes en la provincia, porque el poder judicial y el gobernante están unidos y son parte de mismo equipo", como lo dice Baca en los audios publicados.

"Incluso Baca afirmó su preocupación por el resultados de las elecciones, lo que confirma que no es imparcial; tampoco tiene probidad porque avala que el titular del MPA Lello Sánchez aprieta jueces", agregó.

Los legisladores del PJ buscan impulsar también la "declaración de emergencia del Poder Judicial" y coordinar con legisladores nacionales para avanzar "en la intervención" del sector.

En tanto, en declaraciones radiales, la propia Milagro Sala dijo que escuchó los audios "reiteradas veces" y advirtió que lo que se hizo con ella y otros dirigentes fue "un laboratorio".

"A nosotros nos hicieron una cama; le hicieron creer a todo el mundo que eramos culpables y que nos robamos todos. Demostramos en todos lados que no robamos", subrayó Sala en diálogo con El Destape Radio.

Ante los audios de Baca la dirigente social no mostró sorpresa porque, aseguró, "es lo que venimos diciendo: que la Justicia pertenece a un partido político, que es el de Gerardo Morales". "Lo quieren para poder hacer sus negocios, para gobernar tranquilos, para fundir la provincia y se sienten impunes", sentenció la dirigente social detenida.

"A mí me dejaría tranquila que funcione la Justicia sin banderías políticas", dijo Sala, que volvió a definirse como "una perseguida política y una presa política".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario