JxC baja la presión sobre Larreta y acepta restricciones (pero pone condiciones)

Política

La oposición, lanzó otro comunicado crítico del Gobierno pero le bajó el tono a la imposición de medidas para amortiguar la segunda ola de la pandemia. A la vez sorprendieron con queja por la posibilidad de que provincias compren vacunas.

En un nuevo comunicado que tituló “Manifestaciones”, ayer, la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se expresó dureza contra la gestión del Gobierno en pandemia, pero sorprendió con algunos puntos. El tono ya no fue tan severo contra la posibilidad de medidas más restrictivas para frenar la circulación del coronavirus y al vez, los dirigentes se quejaron de lo que creen es la delegación de la compra de vacunas.

Como sea, aceptan ahora restricciones, con muchos condicionamiento, lo cual descomprime la posición de Horacio Rodríguez Larreta quien, si bien resiste medidas extremas, está dispuesto a cumplirlas si las define el Gobierno nacional. A menos así, lo dejó claro ayer Fernán Quirós, al dar su informe habitual de la situación sanitaria y responder preguntas. En la misma sintonía se expresó en la jornada, Felipe Miguel, el jefe de Gabinete porteño.

El ministro de Salud de la Ciudad, sin embargo sostuvo que era necesario “ver el impacto de las medidas que se tomaron hace cuatro o cinco días”, ya que el pico de contagios de los últimos días sería por los encuentro de la Semana Santa.

Para la Mesa de Juntos por el Cambio “la experiencia muestra que vacunas bien administradas a los sectores más vulnerables al virus reducen sustancialmente la mortalidad y la necesidad de tratamientos médicos intensivos o de alta complejidad”. Los dirigentes opositores señalaron entonces que “por tal motivo, lamentamos las enormes deficiencias de la campaña de vacunación, tanto en las expectativas generadas, como en la adquisición, administración, distribución y transparencia”.

“La sociedad merece saber por qué no tenemos más vacunas, tanto variantes como cantidad. Lamentablemente el Gobierno le debe una explicación a todos los argentinos. No sabemos cuáles son los inconvenientes pasados ni los actuales” mencionaron y consideraron “inaceptable que, después de haber concentrado la compra y distribución de respiradores, tests y vacunas, el Gobierno nacional trata de desligarse de esa responsabilidad diciendo que las provincias podrían hacerlo”.

De ese modo, JxC manifestó que “con este marco sanitario preocupante, es posible que se incrementen la presiones para implementar cierres y restricciones”.

“Creemos que ante este panorama, si debemos convivir con más restricciones, las mismas deberán estar rigurosamente planificadas y ser factibles de ser aplicadas. Tienen que tener un objetivo claro, con un principio y un fin, más prioridades bien definidas”, indicaron los referentes de JxC y que “como hemos dichos varias veces, creemos que hay que priorizar y garantizar el derecho a aprender, a trabajar, así como también las libertades y garantías fundamentales. En ningún caso, ni aquellas ni estas pueden estar sujetas a presiones sectoriales corporativas o la peor de la política que antepone lo particular a lo colectivo”.

“Los argentinos sabemos que producto de una pésima utilización previa de las restricciones existentes, estamos ante nuevas carencias sociales y económicas en un marco de hartazgo”, indicaron y que por eso “es urgente que se resuelva la manera de dar las ayudas económicas que se precisen de resultar necesario implementar algún tipo de cierre por parte del gobierno nacional”.

“Al mismo tiempo exhortamos al Gobierno Nacional a mejorar de manera urgente la totalidad del proceso vacunatorio”, señalaron.

“Reiteramos nuestra plena disposición al diálogo sincero, sin golpes bajos y segundas intenciones. Así como a poner todo nuestro conocimiento, saberes técnicos y disposición política para el trabajo mancomunado frente a la peor crisis sanitaria, económica y social que enfrentó la Argentina en las últimas décadas”, finalizó el comunicado.

Dejá tu comentario