Kircher y Lula acordaron profundizar la relación bilateral y con el Mercosur

Política

Los presidentes de la Argentina, Néstor Kirchner, y de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, acordaron esta noche profundizar la relación bilateral entre ambos países, para lo cual se decidió mejorar los mecanismos existentes.

También se consideró la necesidad de ampliar el fortalecimiento de esa relación bilateral extendiéndola al bloque regional, el Mercado Común del Sur (Mercosur), indicaronm las fuentes consultadas.

Al término del encuentro tanto el jefe del Gabinete Nacional, Alberto Fernández, como el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Jorge Taiana, coincidieron en dicha relación bilateral es que permitirá la expansión y consolidación del bloque regional.

Precisamente el jefe del Gabinete afirmó que "las buenas relaciones entre la Argentina y Brasil dieron lugar a la creación del Mercosur y por eso debemos profundizar esas buenas relaciones entre ambos países".

Fernández dijo que a través de las mismas "se solidificará" el Mercosur.

Por otra parte, el funcionario argentino puntualizó que durante la cumbre entre ambos presidentes "no se habló" del tema de las plantas celulósicas que se construyen en Fray Bentos, Uruguay, y que "sigue en pié" la postura de llevar el conflicto a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En términos similares se refirió al encuentro el jefe de la diplomacia argentina, quién dijo que la relación bilateral entre la Argentina y Brasil "constituye la base para la existencia de un bloque regional sólido, a la par que un ingrediente clave para el propio desarrollo de ambos países".

Kirchner y Lula cenaron esta noche en el Hotel Sofitel de San Pablo en compañía de algunos miembros de sus respectivos gabinetes y de los embajadores de la Argentina en Brasil y de Brasil en la Argentina.

Los funcionarios presentes fueron Fernández, Taiana, el embajador Juan Pablo Lohlé y el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, por el lado argentino; y los ministros de Relaciones Exteriores, Celso Amorín, y de Minas y Energía, Silo Rodo, el embajador Mauro Vieira, y el asesor presidencial Marco Aurelio García, por el lado brasileño.

Previamente al encuentro Lula y Kirchner había mantenido una primera aproximación, luego de la llegada del presidente argentino a esta ciudad, la más importante de América del Sur, en compañía de su comitiva al céntrico aeropuerto de Congohas, con su comitiva.

La misma, además de los funcionarios ya mencionados, está integrada por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, el vicecanciller Alfredo Chiaradía; el portavoz presidencial, Miguel Núñez; y el presidente de la agencia Télam, Martín Granovsky.

A partir de mañana la cumbre de Kirchner con Lula sumará una tercera pata con la llegada a San Pablo del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. cuya llegada es esperada acá entre esta noche y mañana a primera hora, ya que está previsto que el encuentro entre los tres presidentes se inicie a las 9.

Los temas a considerar con Chávez son algunos de los que, según trascendidos, ya tuvieron avances en los encuentros de hoy, vinculados con la integración energética, motivo por el cual revisten trascendencia las presencias de De Vido al lado del presidente Kirchner y de Silo Rodo junto a la de Lula Da Silva.

La represa hidroeléctrica de Garabí, sobre la que Brasil tiene puesta muchas de sus expectativas, y el futuro gasoducto suramericano desde Venezuela hasta la Argentina son seguramemnte, temas claves; el primero en la relación bilateral argentino-brasileña, y el segundo cuando mañana a ambos presidentes del Cono Sur se les sume el bolivariano Chávez.

Dejá tu comentario