La oposición resistirá contra las retenciones

Política

No era para menos después de la declaración de Julio Cobos en la que pidió al gobierno y productores que se abrieran al diálogo y de la alerta del Comité Nacional de la UCR que le imploró a la Presidente no dar un paso más hacia el abismo. En lo formal, los dos radicalismos se sintieron protagonistas de la decisión del gobierno. Pero de ahí a que el festejo estuviera realmente justificado hay un buen trecho.

La primera reacción de la oposición tras el anuncio de Cristina de Kirchner fue suspender las sesiones especiales que estaban pedidas tanto en Diputados como en el Senado para derogar la Resolución 125 del Ministerio de Economía. Después organizaron una conferencia de prensa en la que participaron la UCR, la Coalición Cívica, el peronismo disidente y el socialismo.

Allí el mendocino Ernesto Sanz lamentó «que tuviera que salir tanta gente a la calle y pasar tantas cosas para que el gobierno se diera cuenta que el Congreso existe. Este ha sido un triunfo de todos los sectores que bregaron para que el Congreso sea el ámbito de debate».

En la misma mesa, María Eugenia Estenssoro reclamó que haya «un debate verdadero, honesto y franco», y le recordó al kirchnerismo que «en una democracia la toma de decisiones no puede estar concentrada en una o dos personas».

Junto a ellos Hilda Chiche Duhalde se animó: «Fue un día de alegría, después de un fin de semana de complicado. Lamentamos que se haya llegado a un punto tan extremo para llegar a lo que se deba hacer en un primer momento».

Adolfo Rodríguez Saá se metió de fondo en la cuestión de la complicada votación que deberá enfrentar el kirchnerismo cuando obligue a sus diputados a ratificar la Resolución 125 sin modificar una letra. Por eso le pidió al kirchnerismo que deje «libertad de conciencia, para que cada diputado y senador vote teniendo en cuenta los intereses de sus provincias».

Un ejemplo de lo que se verá durante este debate en el recinto lo dio el tucumano José Ignacio García Hamilton: «Celebro que la Presidente envíe el tema de las retenciones al Congreso Nacional porque así lo dispone la Constitución Nacional. Adelanto mi voto contrario a estos impuestos que son confiscatorios y espero que los legisladores oficialistas se opongan también a estas retenciones».

Tan optimista como ellos, el jujeño Gerardo Morales opinaba, antes de ver la letra chica del proyecto: «Tenemos expectativas en la palabra de la Presidente que ha puesto el punto, que ha planteado cuál es el camino; nosotros tomamos el desafío. La UCR viene planteando desde hace más de 90 días que el Congreso debía ser el ámbito de legitimidad, discusión y debate de la Resolución 125». Y allí quedó el punto pendiente: saber si finalmente será un ámbito de debate o sólo otro campo de batalla para el gobierno.

Dejá tu comentario