"La Presidente hizo juicio al Corriere porque no reconocían falsedad de la noticia"

Política

Hugo Pruzzo, abogado de la presidente Cristina de Kirchner, celebró el fallo de la Corte de Apelaciones de Roma que confirmó la condena por el delito de "difamación con real malicia" al diario Corriere della Sera, a su ex director, Paolo Mieli, y a la periodista María Egizia Fiaschietti, tras la publicación en 2008 de un artículo con falsas acusaciones contra la jefa de Estado.

"Se hizo justicia y los jueces italianos demostraron que pueden ser independientes y tomar posición frente a dos partes que tienen intereses importantes", amplió Pruzzo en diálogo telefónico con la agencia oficial Télam desde Italia.

El defensor -quien comparte su trabajo con Furio Restivo- recordó que la nota "aseguraba que durante su visita oficial a Italia para participar de una cumbre contra el hambre la Presidenta había gastado miles de euros en joyas y objetos de lujo, algo totalmente falso".

"Por este motivo quedó firme lo resuelto por la Justicia en el año 2013 cuando se condenó a los responsables de la publicación a pagar una indemnización de 41.000 euros, que la Presidenta donó al Hospital de Niños de La Plata, afectado un mes antes por un temporal", recordó Pruzzo.

El abogado evaluó que el fallo fue "equitativo y sin temor a nadie, los jueces demostraron estar a la altura de las circunstancias". Asimismo, relató que "la señora Presidenta nos manifestó desde un primer momento que no tenía la intención de hacer un juicio porque es muy respetuosa de la prensa, pero que al ser falsa la información difundida necesitaba que por supuesto se desmintieran o pidieran disculpas, pero los responsables se negaron a hacerlo".

"Pedí a los directores que reconocieran la falsedad de la noticia y como no quisieron hacerlo nos vimos obligados a hacer el juicio donde se terminó sabiendo que la información no sólo no era correcta sino que tenía mala fe", destacó Pruzzo.

El abogado relató que "la periodista, cuando fue interrogada en el juicio en primera instancia, declaró que ella cuando se prevé la cumbre FAO en 2008, recibe la indicación del diario de tratar de buscar alguna nota que de algún modo tuviera que ver con la Presidenta argentina en el sentido de los partes de prensa que llegaban de medios opositores que decían que le buscara la vuelta para encontrar algún dato en particular".

"Lo cierto es que terminaron diciendo que había hecho compras en dos tiendas específicas -una de joyas y otra de sábanas de altísima calidad- cuyos responsables declararon en las audiencias y por supuesto jamás pudieron demostrar la participación de la Presidenta en ninguna compra de ningún tipo. Hasta llegaron luego a tratar de sugerir que la Presidenta se podria haber escapado por una puerta trasera del hotel para realizar compras, pero como también se caía ese relato, finalmente llegaron a decir que ella mandó a alguien a hacer las compras. Por supuesto, nada se pudo comprobar porque era totalmente falso y absurdo", dijo el abogado. Y agregó: "¿Usted se imagina a una Presidenta escapándose de la custodia, por la puerta de atrás?".

En la misma línea, el abogado explicó que en el proceso la defensa "hizo saber a los jueces que esta situación también debía ser entendida en el marco de un contexto existente de oposición de ciertos medios a algunas medidas de gobierno, como por ejemplo, la vigencia de la nueva ley de medios".

Dejá tu comentario