La UCR reclama que se suspenda el acto con los piqueteros

Política

El radicalismo le pidió ayer al gobierno que suspenda el acto de mañana en la Plaza de Mayo y abra algún espacio de diálogo con el campo y la oposición. La definición salió de una conferencia de prensa que convocó el Comité Nacional de la UCR en un día complicado, no sólo para el gobierno sino también para la propia interna radical. 

«Antes que a un acto, el gobierno debe llamar al diálogo», dijo ayer Gerardo Morales recién llegado al país, «es preciso convocar al diálogo para alcanzar una solución al conflicto que superó los tres meses».

La convocatoria de urgencia en el Comité Nacional fue también para despejar algunas dudas sobre versiones que habían corrido durante la mañana alrededor de la convocatoria al diálogo que hizo el domingo Julio Cobos y para contestarle a Luis D'Elía por sus denuncias de intentos golpistas.

Como los radicales se creen padres de la Ley de Defensa de la Democracia, sancionada en 1984 durante el gobierno de Raúl Alfonsín, Morales, junto al cordobés Oscar Aguad, la porteña Silvana Giudici y el tucumano José Ignacio García Hamilton, desafió a D'Elía: «Si realmente existe alguna sospecha, Luis D'Elía debe presentarse ante la Justicia con pruebas en el marco de la Ley de Defensa de la Democracia que está plenamente vigente».

En el mensaje oficial del radicalismo se precisó que «D'Elía no actúa por sí, sino como vocero del gobierno. Nos preocupa que mientras jueces y fiscales persiguen a dirigentes agropecuarios u opositores, no haya nadie preocupado por conocer en base a qué hechos D'Elía hace semejante acusación. Si algún fiscal ha tomado nota de las declaraciones de este piquetero debería convocarlo para presentar las pruebas correspondientes».

  • Crisís

    El ambiente que reinaba ayer en el radicalismo era de crisis total. Ningún dirigente atinaba a dar un pronóstico sobre el final de la crisis. Pero al mismo tiempo aparecieron dirigentes dispuestos a tender puentes inmediatamente con el mendocino Cobos. Entre ellos estaban los grupos que animan los bonaerenses Leopoldo Moreau y Federico Storani, aunque el ánimo que mueve la conducción radical está muy lejos de esa posición.

    Como en toda interna chica, entonces, hubo de todo. Algunos dirigentes radicales dispersaron por la mañana la noticia de que Morales se había comunicado con Cobos, algo imposible ya que en ese momento el presidente de la UCR aún se encontraba volando rumbo a Buenos Aires.

    «Siempre hay uno que no quiere sacar la pata de ninguno de los dos lados», explicaban ayer en el Comité Nacional. «Si Cobos quiere que el Congreso tome protagonismo lo primero que tiene que hacer es sentarse en el recinto del Senado», cerraba Morales.

    Para el radicalismo la única opción que aún existe es que Cristina de Kirchner pare la escalada de protestas en las rutas y ciudades: «Si ella no lo para o no se canaliza por el Congreso seguirá avanzando la violencia», sentenció ayer Morales, mientras desmentía que no existió ningún contacto con Eduardo Duhalde, ni menos la posibilidad de un encuentro en Puerto Madero con Cobos, como alentó ese sector del alfonsinismo bonaerense en un intento de operativo blindaje del vicepresidente para que no renuncie, como otras versionesayer.

    Por eso los dirigentes insistieron: «Llamamos desde la UCR al diálogo y pedimos por favor a la señora presidente que pacifique el país». Tal como alumbraron en una dura declaración que se conoció durante la mañana -la que finalmente apuraron sin que el macrismo y la Coalición Cívica adhirieran-, en la reunión le pidieron a Cristina de Kirchner que «corrija el error. La resolución que aumenta las retenciones ha sido un error. Simplemente debe corregirlo. Debe convocarse al Congreso para el debate profundo de una política agropecuaria nacional».

    Hoy el radicalismo se declarará en sesión permanente, junto con el resto de los partidos de la oposición. Reunirán en el Comité Nacional a las mesas de conducción partidaria y de los bloques legislativos con dos objetivos: insistir en la derogación de la Resolución 125 y la creación del Consejo Económico y Social que hace 10 días Raúl Alfonsín le pidió por carta a la Presidente.
  • Dejá tu comentario