Lavagna visitó a los pobres de su gestión

Política

Roberto Lavagna se arriesgó de nuevo ayer en el conurbano profundo de la provincia de Buenos Aires, con una recorrida por el partido de La Matanza, como parte de sus actividades de cara a las elecciones de octubre próximo.

Lavagna, quien ya había estado en la villa La Cava de San Isidro, visitó por cinco horas a los miembros de la organización «Vecinos Autoconvocados» del Barrio Nicole, de Virrey del Pino, y posteriormente escuchó las inquietudes de la comisión vecinal del barrio Los Alamos, también de esa localidad.

  • Medidas

    El ex ministro de Economía aseguró ante un grupo de vecinos de uno de los barrios más castigados por las políticas del gobierno que llevó a Lavagna al Ministerio de Economía (la devaluación duhaldista, se entiende) que «muchos gravísimos problemas sanitarios por contaminación de las aguas pueden ser paliados fácil y rápidamente con medidas cuyo costo se equipara al de pequeños gastos que se realizan a diario en la función pública, mientras se abordan las soluciones estructrales». El comentario del candidatopresidencial fue dicho ante «Vecinos Autoconvocados» del barrio matancero Nicole, quienes escucharon que «esto se arregla con presencia, conocimientos y voluntad, con gestión; no es un problema de recursos», añadió.

  • Nivel preocupante

    En el barrio Nicole, Lavagna, quien concurrió a La Matanza con un especialista ambiental, un médico y la diputada justicialista del grupo El General, Marina Cassese, comprobó un nivel preocupante de contaminación en las napas freáticas.

    La contaminación del agua llega al extremo de que muchos vecinos sufran laceraciones en la piel, producto de la presencia de metales pesados en el elemento, que impide ser bebido y hasta que se la use como factor higiénico, según los expertos que acompañaron al ex titular del Palacio de Hacienda.

    Los responsables de la contaminación en el barrio Nicole serían varias empresas que vuelcan los efluentes industrialesen el río Matanza y la destilación hacia las capas freáticas de la basura del cinturón ecológico, próximo al vecindario.

    Según Cassese, «varios niños le mostraron a Lavagna lo que en medicina se conoce como chancros», una prueba inequívoca del nivel de contaminación de las aguas en la zona, aseguró. En medio del drama, Lavagna preguntó por qué se llamaba Nicole el barrio y los vecinos le contaron que lo bautizaron así porque no tienen «ni colegio, ni colectivo».

    Luego, la delegación se trasladó hasta el barrio Los Alamos donde los vecinos se quejaron de que hay veces que sufren cortes de luz «de hasta tres días», por ejemplo.
  • Dejá tu comentario