8 de octubre 2009 - 00:42

Ley de medios: el PJ disidente dice que hará "todo lo posible" para modificar el proyecto

Ramón Puerta, Carlos Reutemann, Juan Carlos Romero, Adolfo Rodríguez Saá y Felipe Solá.
Ramón Puerta, Carlos Reutemann, Juan Carlos Romero, Adolfo Rodríguez Saá y Felipe Solá.
En un clima de ebullición política, la Cámara de Senadores debatirá el controvertido proyecto de ley de Medios Audiovisuales, que el kirchnerismo confía aprobar sin permitir que la oposición logre introducir modificaciones al texto sancionado en Diputados.

Si bien el escenario recuerda a la histórica sesión de hace poco más de un año por las retenciones móviles, en esta ocasión el oficialismo se preparó con más cuidado para asegurarse un resultado positivo y salió a conquistar otras voluntades, logrando dos conquistas sorpresivas: las de la radical correntina Dora Sánchez y el bussista tucumano Carlos Salazar.

Además, para no dejar nada librado a la suerte, se supo que la bancada del Frente para la Victoria convenció a la misionera Elida Vigo, que está con licencia por enfermedad, para que se presente mañana en el recinto y vote junto a su bloque.

De este modo, a la sesión podrían concurrir 70 legisladores, ya que hay otros dos con licencia por el mismo motivo, el oficialista Roberto Urquía y el radical Norberto Massoni.

Frente a este cuadro, el oficialismo dispondría de 43 votos para la aprobación en general, y de 39 o 40 para el tratamiento en particular del artículo más cuestionado, el 161.

La oposición admite que será imposible derrotar al oficialismo en la votación en general, por lo que concentra sus esfuerzos el voltear algunos de los ítems más cuestionados, con lo cual el proyecto debería volver a Diputados.

Incluso, si se convierte en ley, el tema no estará cerrado definitivamente: el salteño Juan Carlos Romero fue uno de los que advirtió que en tal caso el año que viene el Congreso -con su nueva composición- podrá sancionar una nueva norma.

Romero y otros justicialistas disidentes anunciaron que van a "hacer todo lo posible para modificar" el proyecto, por considerar que "perjudica al país y atenta contra el federalismo y la libertad de expresión".

Así lo expresaron en una conferencia de prensa que brindaron tras un encuentro en el que participaron los senadores Romero, Carlos Reutemann, y Adolfo Rodríguez Saá, y los diputados electos Felipe Solá y Ramón Puerta.

A su vez, Rodríguez Saá sostuvo que sería "un escándalo" si se confirman las versiones periodísticas según las cuales la senadora radical Dora Sánchez votará a favor del proyecto por presión del Gobierno a su jefe político, el gobernador Arturo Colombi.

Las principales objeciones recaen sobre los artículos 14, que establece la autoridad de aplicación de la ley; el 32, que otorga al Ejecutivo la facultad de adjudicar los medios de comunicación en poblaciones de más 500 mil habitantes, y el 161, que determina un plazo de un año para que los medios se ajusten a las nuevas normas y se desprendan de las licencias que tengan de más.

La sesión fue convocada formalmente para las 10:00, y el plenario de Labor Parlamentaria resolvió acotar los tiempos de que dispondrán los legisladores para exponer, con el fin de agilizar el trámite.

El plenario, compuesto por los presidentes de bloques, decidió que el miembro informante y los presidentes de bancadas dispondrán de 30 minutos cada uno para fijar sus posiciones, en vez de los 40 previstos en el reglamento de la Cámara, en tanto los restantes senadores tendrán 10 minutos.

Según trascendió, hubo además un acuerdo para evitar "los discursos con carbónicos", o sea senadores que hagan exposiciones que sean muy coincidentes con las realizadas previamente por colegas de sus propios bloques.

Se estimó que la votación en general podría realizarse entre las 19:00 y las 20:00, y que el tratamiento artículo por artículo finalizaría alrededor de medianoche.

Dejá tu comentario

Te puede interesar