Reunión de Marcelo D'Alessio con el fiscal Carlos Stornelli: habló el administrador del balneario de Pinamar

Política

"Fue una charla de café" y no se hablaron temas relacionados vinculados al dinero, declaró Sergio Fernández ante el nuevo juez de Dolores, Martín Bava.

El administrador del balneario CR, de Pinamar, Sergio Fernández, declaró este lunes en el marco de la causa que investiga servicios de inteligencia paralelos durante el gobierno de Mauricio Macri y aseguró que la reunión que sostuvieron Marcelo D'Alessio y el fiscal Carlos Stornelli en el restaurante del complejo fue "una charla de café" y no dialogaron temas relacionados a dinero.

Fernández compadeció ante el nuevo juez de Dolores, Martín Bava, y sostuvo que el encuentro tuvo una duración de "cuarenta minutos, cincuenta minutos, no más".

"Fue una mesa de café, recuerdo que ese día, repito, hacía mucho calor, un día increíble, era un día esos de Pinamar que no hay viento. Fue una charla de café, fue algo así muy por arriba, más no recuerdo", declaró.

Asimismo, agregó: "Yo recuerdo perfectamente ese día porque en la administración cuando llego, veo unos tipos vestidos. Hacía un día de mucho calor y los veo vestidos de jean y de camisa, entonces me pareció una actitud rara. Me acerco a preguntarles si necesitaban algo, les pregunto y me dicen que no, que estaban esperando a alguien".

El tribunal le mostró al testigo varias fotografías de esa reunión, de la que también participó Gustavo Sáenz, gobernador de Salta, y, de acuerdo a lo manifestado por Fernández, también estuvo él.

Pese a esto, en los materiales exhibidos Fernández no aparece, pero lo que el tribunal insistió con esa ausencia.

"Habré estado justo ese día tomando un café, por casual, me senté en la mesa y tuvimos una charla de café en ese momento. (.) Yo no estuve ahí por segundos porque yo estuve sentado en la mesa, estuve yendo y viniendo, pero estuve", respondió.

De acuerdo a la versión que sostiene el productor agropecuario y denunciante en la causa, Pedro Etchebest, D'Alessio le contó que debía gestionar con Stornelli que lo despegara de una supuesta acusación inminente en una causa por corrupción, razón por la cual ambos viajaron a Pinamar.

D'Alessio le dijo a Etchebest que había arreglado su situación con el fiscal y que, como prueba de ello, Stornelli le había estrechado la mano en un momento que se levantó de la reunión para ir al baño.

Consultado al respecto, Fernández desmintió tal situación y recordó que la noche anterior se organizó un asado cerca del balneario que fue "organizado por Sáenz para juntar amigos", al que asistieron -entre otros- Stornelli y el hoy presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

"(En CR) hablamos de la cena en sí. Sáenz canta mucho, le gusta cantar, en ese momento le decíamos qué bien había cantado no sé, pero fue eso, una charla simple de café", explicó.

Además, alentó la hipótesis de una maniobra para perjudicar a Stornelli, puesto que recordó que dos personas (una de ellas presuntamente el productor agropecuario y denunciante en la causa, Pedro Etchebest) se ubicaron en un lugar alejado de la reunión y desde allí habrían tomado fotos y filmaciones utilizadas como prueba en la investigación.

Fernández ante el nuevo juez de Dolores, Martín Bava.

Fernández fue propuesto por el propio fiscal Stornelli, quien estuvo presente y formuló preguntas durante la audiencia, al igual que su abogada, Raquel Pérez Iglesias.

La declaración se produjo en el marco de la causa en la que se investigan las presuntas maniobras de inteligencia ilegal y extorsión de D'Alessio y su relación con Stornelli, que disparó el expediente en el que ambos -por distintas circunstancias- están procesados.

"Yo recuerdo perfectamente ese día porque en la administración cuando llego, veo unos tipos vestidos. Hacía un día de mucho calor y los veo vestidos de jean y de camisa, entonces me pareció una actitud rara. Me acerco a preguntarles si necesitaban algo, les pregunto y me dicen que no, que estaban esperando a alguien", recordó.

El tribunal le exhibió al testigo varias fotografías de esa reunión, de la que también participó Gustavo Sáenz, gobernador de Salta, y según afirmó Fernández, también él.

Sin embargo, en las fotos exhibidas Fernández no aparece y el tribunal insistió con esa ausencia.

"Habré estado justo ese día tomando un café, por casual, me senté en la mesa y tuvimos una charla de café en ese momento. (.) Yo no estuve ahí por segundos porque yo estuve sentado en la mesa, estuve yendo y viniendo, pero estuve", respondió.

Según la versión de Etchebest, D'Alessio le dijo que debía gestionar con Stornelli que lo despegara de una supuesta acusación inminente en una causa por corrupción, razón por la cual ambos viajaron a Pinamar.

D'Alessio le dijo a Etchebest que había arreglado su situación con el fiscal y que, como prueba de ello, Stornelli le había estrechado la mano en un momento que se levantó de la reunión para ir al baño.

Fernández también desmintió tal situación cuando fue interrogado sobre "si vio que Stornelli y estos sujetos se cruzaran, a lo que responde: 'No, no'".

Sobre los temas de conversación de esa reunión en la que estuvo D'Alessio, el administrador de CR recordó que la noche anterior había habido un asado cerca del balneario "organizado por Sáenz para juntar amigos", al que asistieron -entre otros- Stornelli y el hoy presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

"(En CR) hablamos de la cena en sí. Sáenz canta mucho, le gusta cantar, en ese momento le decíamos qué bien había cantado no sé, pero fue eso, una charla simple de café", explicó.

Fernández aseguró que esa fue "la única vez" que vio a D'Alessio, quien le fue presentado por Stornelli.

Dejá tu comentario