Informe de la AGN: el PAMI permitió distribuir medicamentos oncológicos sin control

Política

La Auditoría General de la Nación observó deficiencias en los mecanismos de control sobre la distribución y entrega a farmacias.

La Auditoría General de la Nación (AGN) estableció que durante el año 2017 y el primer trimestre de 2018, el PAMI no controló de forma adecuada la distribución y entrega a farmacias de medicamentos oncológicos, lo que provocó demoras en la entrega de medicamentos y perjuicio económico para el organismo.

El informe de a AGN indica que “el PAMI en general y la Gerencia de Medicamentos en particular, no controlan de manera total, sistemática y eficiente la distribución y entrega a farmacias de medicamentos oncológicos ni confecciona informes o reportes periódicos para conocer y dar a conocer el estado de situación a las autoridades para la toma de decisiones”.

Durante el período auditado el PAMI dispensó medicamentos a sus afiliados a través de un Convenio celebrado con la industria farmacéutica representada por tres cámaras que nuclean a los principales laboratorios: Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) y COOPERALA-Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos, quienes actuaron en representación de sus asociados y de la ACE-PAMI, una agrupación de colaboración empresarial constituida para la Administración del Sistema de Provisión, Distribución y Dispensación de medicamentos a afiliados del PAMI.

El proceso de distribución y efectiva entrega de medicamentos oncológicos deben registrarse en el Sistema Farmalive, desde la salida de laboratorio, entrega a droguería hasta la efectiva dispensa al afiliado. La farmacia al momento de recibir los medicamentos entregados por la droguería debe registrar su recepción en el Sistema Farmalive.

En consecuencia, según la AGN la falta de control tiene impacto negativo considerando que el Sistema Farmalive es administrado por la industria farmacéutica y el Convenio PAMI-Industria establece que el PAMI pagará por los medicamentos oncológicos el precio vigente a la fecha del remito de la droguería a la farmacia. “En consecuencia, no detectar oportunamente la demora o falta de entrega a farmacias afecta no sólo el acceso oportuno a los medicamentos, sino que podría impactar en la adecuada aplicación de descuentos a liquidaciones presentadas por la ACE Oncología”, señala la AGN.

El informe dice que el gasto incurrido en concepto de medicamentos oncológicos de acuerdo a lo relevado en expedientes de pago de liquidaciones presentadas por la ACE Oncología (salvo septiembre) correspondientes al segmento de medicamentos oncológicos y tratamientos especiales (OTE) ascendió en 2017 a $10.115 millones y en el primer trimestre de 2018 a $3.904 millones.

En cuanto a los procesos de auditoría médica previa de las recetas iniciales de esquemas de tratamiento (ya sea de inicio o renovación) realizados por el PAMI a través del Sistema MSC fueron autorizados en término en el 72% de los casos. “El 28% restante registró demoras en los plazos de autorización de hasta 12 días hábiles”, indica la AGN.

Por su parte, los procesos de autorización de las recetas de continuidad de esquemas de tratamientos ya aprobados por auditoría médica, realizados por la ACE Oncología, se cumplieron en término en el 64% de los casos muestreados, mientras que el 36% restante arrojó demoras de hasta 64 días hábiles comerciales.

Siguiendo con los mecanismos de control, el informe de la AGN señala que “se verificó que en el Sistema Farmalive no se registran la totalidad de los eventos de recepción en farmacia de las recetas autorizadas y presentadas por los afiliados lo que impide efectuar su seguimiento. En consecuencia, de implementarse mecanismos de control sistemático de la entrega a farmacias de medicamentos no se contaría con los datos necesarios para efectuarlo”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario