"Nunca cambiamos de posición con respecto al Papa"

Política

El Gobierno nacional volvió a negar cruces con la Iglesia católica y destacó la figura del Papa Francisco. "Nunca cambiamos de posición con respecto al Papa. Nos parecía que había que participar de algo que es un gran orgullo para los argentinos y una gran emoción para los que somos creyentes", señaló el canciller Héctor Timerman, al desmentir un giro en la opinión de funcionarios y dirigentes kirchneristas. 

"Muchos quieren encapsular la posición entre buenos y malos. No es el eje de la discusión. El eje es que hay un papa latinoamericano, argentino, que por primera vez en la historia del cristianismo vamos a ver a alguien de América Latina sentado en el sillón de San Pedro. Eso va a cambiar fundamentalmente la relación de la Iglesia con nuestros pueblos. Y eso es positivo, siempre lo quisimos", sostuvo en un diálogo con Radio del Plata.


Días atrás, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, aseguró que "son mentiras" las versiones que indicaban que el Gobierno estaba "enojado" con el excardenal de Buenos Aires. "Está en ese microclima, inventando que estábamos enojados, y después como no lo estamos dicen que cambiamos, son mentiras que ellos (por el Grupo Clarín) se la creen", dijo el jefe de ministros.

Esta semana también el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, destacó la "buena nueva para los latinoamericanos de tener al frente de la Iglesia Católica un Papa argentino". Durante un acto en Casa Rosada, el funcionario confió que "el tiempo y las acciones que llevará adelante el Papa van a ir dando la real dimensión e importancia que tiene la Iglesia" y pidió como católico "rezar y acompañar" al pontífice para que logre "renovar y actualizar la Iglesia" y en el "compromiso con los pobres y más necesitados".

En tanto, en la entrevista radial, Timerman respaldó al embajador argentino ante el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, y dijo que las versiones que señalan un complot para evitar que Jorge Bergoglio sea elegido Pontífice son una "canallada".

"Creía que había visto todas las canalladas posibles que se hacen en el periodismo y en la política argentina. Pero todos los días me supero en asombro. Acusar al gobierno argentino, y a un hombre como Juan Pablo Cafiero, con su trayectoria y respeto que tiene a su trabajo, pretender cambiar la decisión de 117 cardenales de todo el mundo con un informe que supuestamente escribimos es una callada", consideró el canciller.

"Es una de las noticias mas basura que he leído en los últimos años de periodismo argentino", completó.

Timerman participa en Washington de la Asamblea General de la OEA que aborda el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, con reformas reglamentarias y debates de organización interna.

Dejá tu comentario