Oficialismo dobla la apuesta y pide aumento salarial por decreto para públicos y privados

Política

El diputado kirchnerista y secretario de la estratégica comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Marcelo Casaretto (Entre Ríos), presentó un proyecto para solicitarle “al Poder Ejecutivo Nacional que otorgue un aumento salarial mínimo y uniforme para todos los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Sector Público y del Sector Privado, por Decreto, a cuenta de las negociaciones paritarias realizadas o a realizarse, para consolidar la recuperación del salario de los trabajadores, y sostener la reactivación de la economía en marcha”.

La iniciativa de Casaretto forma parte de un combo de ideas que comenzó a empujar el legislador incluso antes de las Paso del domingo último, donde el Frente de Todos recibió una dura derrota. Tras recordar “la crisis económica de la Argentina” que “llevó a una caída del PBI en 2018 y 2019” y los “efectos de la pandemia”, el diputado manifestó: “Resulta urgente y necesario adoptar las medidas pertinentes para que se establezca un aumento por decreto a cuenta de los aumentos acordados o que se acuerden en paritarias públicas y privadas que garantice que los salarios aumenten por encima de la inflación, recuperando el salario de los trabajadores argentinos, sin interferir en los acuerdos salariales a los que podrán arribar el sector trabajador y el sector empleador”.

Según Casaretto, “el Poder Ejecutivo deberá disponer los montos y escalas del aumento a otorgar, en base a los aumentos previstos en las paritarias homologadas, para los meses que vienen, y deberá disponer de mecanismos de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, los sectores críticos, más afectados por la pandemia”. Y agregó: “En los últimos meses nos encontramos en una situación de inflación decreciente y salarios crecientes. Pero con una dispersión muy grande entre salarios públicos y privados, trabajadores registrados y no registrados, y entre las distintas regiones del país”.

Por otra parte, el diputado kirchnerista detalló que “los aumentos de precios derivados de la inflación impactan en el costo de la canasta familiar de todos los trabajadores, pero no todos perciben los mismos aumentos, ni en el mismo momento, ya que en algunos casos, las mejoras salariales se pagarán a lo largo de los meses siguientes” y que, “según el Indec, al mes de Junio de 2021, los salarios de los 12 meses anteriores aumentaron un 43% en promedio; los salarios privados registrados un, 45,6%; los salarios públicos, un 40,5%; y los salarios privados no registrados, un 39,9%”.

Semanas atrás, Casaretto reclamó al Gobierno apurar otra decisión de peso: que el Ejecutivo aumente “de $150.000 a $180.000 el monto de los haberes brutos para el descuento de Impuesto a las Ganancias de cuarta categoría. Días más tarde, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) presentó un informe que destaca, ante un eventual aumento del piso de Ganancias -el Gobierno puede hacerlo, pero lo demora-, que se evitará que el impuesto absorba hasta un 72% de la suba de sueldos acordada en la última reapertura de paritarias.

Dejá tu comentario