Alberto Fernández y Cristina saludaron a Pedro Castillo por su victoria en Perú

Política

El presidente y la vicepresidenta saludaron al mandatario electo de ese país a través de Twitter. Asumirá el 28 de julio. Se perfila como aliado regional.

Alberto Fernández y Cristina de Kirchner felicitaron este lunes a Pedro Castillo, quien fue proclamado como presidente electo de Perú por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), luego de más de un mes del balotaje que lo enfrentó contra Keiko Fujimori.

"Quiero reiterar mis felicitaciones a Pedro Castillo, quien fue elegido democráticamente y proclamado presidente de nuestros hermanos del Perú. Juntos trabajaremos por una Latinoamérica unida", tuiteó Fernández saludando al mandatario electo peruano.

El presidente argentino fue uno de los primeros en reconocer públicamente la victoria de Castillo el 10 de junio pasado, apenas 4 días después del balotaje entre el dirigente gremial y la hija del exdictador Alberto Fujimori. En su tuit, Alberto compartió aquel saludo de hace más de un mes.

https://twitter.com/alferdez/status/1417304312221470724

En aquella ocasión, Fernández se había comunicado con Castillo para felicitarlo y destacar que "le expresé mi deseo de que unamos esfuerzos en favor de América Latina. Somos naciones profundamente hermanadas. Celebro que el querido pueblo peruano enfrente el futuro en democracia y con solidez institucional".

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1417292191374925838

A través de Twitter se expresó también la vicepresidenta, quien afirmó: "Todas nuestras felicitaciones a Pedro Castillo, quien finalmente fue proclamando hoy presidente electo de Perú. Le deseamos mucho éxito en su gestión y enviamos un fuerte abrazo al querido pueblo peruano".

El docente fue proclamado presidente de Perú a más de un mes de un balotaje con resultado muy ajustado, y asumirá el cargo el 28 de julio. Previamente, Keiko Fujimori había dicho que reconocería el fallo de la Justicia, aunque convocó a movilizaciones y alertó por el peligro del "comunismo".

Los más de 30 días que transcurrieron entre el comicio y su definición estuvieron marcados por la violencia y las denuncias de fraude esgrimidas por Fujimori, quien se negó a reconocer la victoria del dirigente de izquierda.

Si bien es incierto el futuro inmediato de Perú, un país atravesado por una grave crisis política y sanitaria, consecuencia del Covid-19, Lima podría convertirse en un aliado regional de la Casa Rosada, ya que el perfil de Castillo es similar al de presidentes de centroizquierda e izquierda como López Obrador, de México, y Luis Arce, de Bolivia, ambos socios clave de Fernández.

Dejá tu comentario