Peña ratificó Presupuesto “realista” y desligó un relevamiento del Central

Política

El funcionario negó que el Gobierno tuviera en cuenta un informe de expectativas de mercado realizado en agosto por la institución monetaria (dólar a $50; inflación 25,3% y tasa 32% a fines de 2019). Así, se contradijo con las respuestas presentadas a Diputados y que publicó anteayer este diario.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, volvió a dar un informe de gestión al Congreso tras las crisis cambiarias de las últimas semanas y la posterior reorganización ministerial de Cambiemos. Ante la imperiosa necesidad de Casa Rosada de no lesionar las negociaciones con gobernadores y con parte de la oposición para poder sancionar el Presupuesto 2019, el funcionario no utilizó la visita de ayer a la cámara de Diputados para "florearse", sino para dejar en claro que la letra de la ley de gastos para el año próximo es "realista" y que además tiene "coherencia" con las previsiones económicas, palabras que ofuscaron a una incrédula oposición.

De esta manera, el Ejecutivo ratificó el proyecto presentado presentó el 17 de septiembre pasado en Diputados por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Es decir, en la previa del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la flamante política monetaria que pincela desde la corriente semana el titular del Banco Central, Guido Sandleris. Las frases de Peña no pasaron desapercibidas, pese a que su discurso inicial lo usó para hablar de la lucha contra el narcotráfico: el jefe de Gabinete deslizó entre líneas el consenso macro que hay con mandatarios provinciales -muchos, hoy con cuentas equilibradas y millonadas en mano para gastos corrientes- y con la oposición peronista para avanzar el Presupuesto 2019 y la adenda fiscal (ver página 11).

El error de Peña fue negar ayer una respuesta que él mismo anticipó por escrito a los legisladores antes de su presentación en el recinto. En especial, se desligó del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de agosto de 2018, una encuesta que hace el Banco Central de la República Argentina a consultoras y participantes del mercado, según informó el jefe de Gabinete. Anteayer, Ámbito Financiero publicó el resumen de ese documento avalado por Casa Rosada, que señala: "Para fines de 2018 y 2019 se espera que la tasa de política monetaria se ubique en 60% y 32%, respectivamente. En cuanto a la inflación, medida a través del IPC Nivel General Nacional, se espera un 40,3% para este año y 25,3% para el siguiente. Por último, respecto al tipo de cambio, se espera que sea de 41,9$/u$s y 50$/u$s para diciembre de 2018 y 2019, respectivamente".

Después de su discurso inicial, y ante los reiterados pedidos del cristichavismo para que el Ejecutivo "rehaga" el Presupuesto, Peña apostó por la indiferencia en el recinto. El funcionario absorbió todas las críticas de un combo de legisladores del Frente para la Victoria y utilizó pocos minutos para realizar consideraciones generales. Cerca del final de la visita del jefe de Gabinete, el titular del FpV, Agustín Rossi, lo denostó por haber "ninguneado" a la bancada y a los "ciudadanos que depositan la confianza" en el camporismo. Y expresó que al asumir Cambiemos, "el país no estaba en crisis", situación que generó risas.

La respuesta al FpV no tardó en aterrizar. "El kirchnerismo sólo apunta al colapso del país para tener la posibilidad de ser aplaudido. Eso lo pone en la vanguardia del atraso", lanzó el radical Mario Negri, presidente del interbloque Cambiemos. "Rossi no reconoce que el FpV dejó el gobierno con un déficit del 7%, sin estadísticas sociales. Al contrario, dice que dejaron un país espectacular, sin pobres. Eso les resta credibilidad", sumó el legislador, que también aseveró que "el FpV mantuvo la ley de Emergencia Económica durante 12 años y gobernó con discrecionalidad".

"Pueden venir con los números que quieran, pero la sociedad está mal. Esto forma parte de una patología profunda que no se ha resuelto. Los argentinos que los votaron apostaron por un cambio que nunca llegó. En cambio, llegaron relatos y construcciones de realidades que nunca existían y siguen relatando una realidad que no existe. En la calle, la realidad es otra", manifestó la titular del massismo, Graciela Camaño.

La representante del Frente Renovador, que responde al serpenteante Sergio Massa -hoy peronista-, auguró "más aumentos de tarifas, más inflación, más impuestos y menos obra pública", y dijo: "Vamos a pagar mucho interés por la deuda, vamos a contraer el consumo interno. Al FMI le importa un cuerno el argentino de a pie, y por eso tenemos este presupuesto".

Guiño a Bullrich

"Nuestro primer objetivo era cambiar la tendencia en la lucha contra el narcotráfico y para eso nos propusimos dos objetivos urgentes: por un lado, frenar la entrada de las bandas en nuestras fronteras, y por otro lado, bajar la violencia en los barrios y recuperar la autoridad del Estado en estos territorios. Y en ambos objetivos estamos avanzando", resaltó Peña al inicio de su alocución en Diputados, y sostuvo que "en este nuevo modelo, lo más importante es cumplir y hacer cumplir la ley".

Dejá tu comentario