Pérez Esquivel visitó a la Lula en la cárcel: "Es víctima de una persecución judicial como Cristina y Correa"

Política

El Premio Nobel de la Paz dio detalles de la charla con el exmandatario brasileño. Le entregó un libro con un mensaje del Papa y ratificó la postulación de Lula para recibir la distinción noruega.

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel visitó en la cárcel al expresidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva y denunció que su detención es parte de un plan regional de "persecución judicial" contra los dirigentes "progresistas".



"Hoy por fin pude ver al Presidente lula. Lo he encontrado bien físicamente, con mucha fuerza, pensando en el país, en el pueblo de Brasil y en la América Latina", dijo Pérez Esquivel a la prensa, al salir de la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba, donde Lula cumple una condena de 12 años por corrupción en la causa Lava Jato.

"Una de sus grandes preocupaciones es que se reconozca su inocencia, que él no cometió ningún delito. Que lo que le ocurre es una acción política que involucra a los grandes medios de comunicación como O'Globo, que miente permanentemente", resaltó Pérez Esquivel, quien visitó al exmandatario junto al excanciller brasileño Celso Amorim.

Durante el encuentro, el Premio Nobel argentino y Celso Amorim le entregó a Lula un libro con un mensaje que el Papa Francisco le envió dándole su bendición y pidiéndole que rece por él.

Pérez Ezquivel contó que en la reunión hablaron sobre América Latina y alertó por a avanzada de un supuesto plan recolonizador. "Hoy se está implementando la misma política en todos los países, la persecución judicial a Lula, Cristina (de Kirchner) y (Rafael) Correa, son parte de un plan regional para atacar espacios progresistas y políticas populares para crear democracias restringidas y recolonizar la región", afirmó.

Asimismo, tanto Lula como el dirigente por los DDHH coincidieron en que esta situación va acompañada de políticas públicas regresivas "de ajustes neoliberales, de privatizaciones, de pobreza, de hambre, donde día a día los pueblos están perdiendo su derecho a una vida justa y democrática".

Por su parte, el excanciller Amorim dio detalles de lo conversado y expresó su preocupación por la presencia de altos mandos militares de los Estados Unidos en los países del Sue. "Lo que más hablamos con el presidente Lula fueron todos los esfuerzos que hicimos en América Latina para construir la UNASUR y la CELAC, que están siendo destruidos por acción de varios países. Lula estaba indignado por la sumisión brasilera a los Estados Unidos, ilustrada por la visita del Vicepresidente (Mike) Pence, y ahora la del secretario de Defensa, (James) Mattis, que vinieron a darnos órdenes de con quién nos tenemos que relacionar y con quien no", enfatizó el exfuncionario.

En este marco, Pérez Esquivel ratificó la postulación de Lula al Premio nobel de la Paz por su lucha contra la pobreza. "Es el único presidente que sacó de la extrema pobreza a más de 36 millones de brasileros y brasileras, eso debe ser reconocido como construir la Paz. Hoy la campaña tiene cerca de 300.000 firmas, y se han sumado referentes internacionales como Chomsky y Rigoberta Menchú Tum, asique en los próximos meses voy a hacer la presentación oficial en el Comité Nobel de Noruega", subrayó.

Lula lidera las encuestas con una intención de voto del orden del 30%, seguido por el militar retirado Bolsonaro con el 17%. A pesar de que fu inscripto, su candidatura todavía no fue oficializada. Incluso, el Tribunal Superior Electoral brasileño recibió siete pedidos de impugnación, que deberá resolver en los próximos días.

Dejá tu comentario