Piden archivar denuncia contra Gerardo Martínez

Política

Tal como lo anticipó Ámbito Financiero, el fiscal federal Jorge Di Lello pidió archivar una denuncia contra el titular de la UOCRA, Gerardo Martínez, acusado de haber actuado como supuesto cómplice de genocidios durante la última dictadura militar cuando se desempeñaba como agente de inteligencia.

Fuentes judiciales informaron a Noticias Argentinas que mediante un dictamen, Di Lello le pidió al juez federal Ariel Lijo que archive la causa al considerar que no hay en la "investigación constancias de peso como para sustentar un enrostre personal".

La denuncia contra Martínez, quien en la actualidad goza de la simpatía por parte del Gobierno nacional en medio de la pelea con el titular de la CGT, Hugo Moyano, la habían hecho organismos de derechos humanos.

Concretamente, lo acusaban de cometer delitos de lesa humanidad cuando se desempeñó como personal civil del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército.

En su dictamen, Di Lello tuvo en cuenta que la Secretaría de Derechos Humanos informó que "en relación a la desaparición de personas relacionadas con la Unión Obrera de la Construcción no había mención alguna de su participación", y sostuvo que "la totalidad de los 94 ilícitos a trabajadores o extrabajadores de actividades ligadas a la construcción fueron anteriores al 1 de marzo de 1982, fecha en que según registro Gerardo Martínez fue incorporado al Ejército argentino como agente civil de inteligencia".

Para el fiscal, "la existencia de constancias que acrediten aunque mínimamente los sucesos impulsados, no me permiten continuar con el sostenimiento de la acción".

Del mismo informe surge que "no se podría determinar que Martínez haya participado en algunos de los sucesos, no sólo por no haber constancias sino porque no coincidirían las fechas de las desapariciones con el ingreso de aquel al Batallón de inteligencia", invocó en su escrito Di Lello.

Además, consideró que "la sola permanencia" de Martínez al aparato de inteligencia del Ejército "resulte orientativo de que el imputado participaba de los fines de tal sociedad criminal, suceso que sólo halla adecuación típica en tanto y en cuanto las actuaciones permitan ubicarlo no sólo en tiempo y espacio como parte del Batallón sino que incluso asignarle tareas o responsabilidad en cada uno de los hechos merecedores de reproche".

"La existencia de constancias que acrediten aunque mínimamente los sucesos impulsados, no me permiten continuar con el sostenimiento de la acción", dijo el fiscal, quien aseguró que "la investigación ha llegado a un estado en el cual el avance o eventualmente su continuidad en este fuero, dependen de un cuadro probatorio que así lo sustente, no encontrándose circunstancias que hasta ahora lo acrediten".

Dejá tu comentario