28 de diciembre 2007 - 00:00

Piqueteros exhibieron valijas en la Embajada

Disciplinados piqueteros kirchneristas manifestaron ayer al mediodía frente a la Embajadade Estados Unidos, para protestar por la investigación de la Justicia de ese país en elcaso del valijero Antonini Wilson.
Disciplinados piqueteros kirchneristas manifestaron ayer al mediodía frente a la Embajada de Estados Unidos, para protestar por la investigación de la Justicia de ese país en el caso del valijero Antonini Wilson.
Simbolismo puro, el muñeco voló por encima de las rejas y cayó en territorio estadounidense. Fue una forma de «devolver» a EE.UU. a Guido Antonini Wilson, quien, según la versión K, formó parte de una conspiración armada para perjudicar al gobierno argentino.

Disfrazado de Tío Sam y con una valija en la mano, el muñeco -tamaño natural-fue el detalle de la ruidosa protesta que piqueteros oficialistas, que maneja con joystick el secretario general Oscar Parrilli, hicieron ayer frente a la Embajada de EE.UU. en Buenos Aires.

Era, recién, mediodía. Ordenados, los militantes de Octubres, el Movimiento Territorial de Liberación, el Frente Barrial 19 de Diciembre y el Comedor Los Pibes hicieron su show quirúrgico siempre custodiados por un megaoperativo montado por la Policía Federal para prevenir incidentes.

Temprano, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, había tomado distancia de los marchantes. Dijo que prefería una «conferencia de prensa» a una movilización y sostuvo desconocerquiénes eran los que protestaban. Debería saber que son visitantes habituales en Casa Rosada.

La marcha de esos grupos, quizá más previsibles que otra tribus inestables -¿como hubiese terminado, por ejemplo, una movida encabezada por el impredecible Luis D'Elía?- fue el retorno del caso del valijero a la agenda de la Casa Rosada justo cuando quieren olvidar el tema.

En rigor, el caso de los rehenes de la FARC, con la participación de Néstor Kirchner en esa operación, fue el atajo perfecto para que la Casa Rosada pueda aparecer, en el plano internacional, ligada a un tema positivo luego del escándalo de la valija.

  • Relatos

    Obedientes, los caciques convocantes, Gastón Harispe (Octubres), Alberto Ibarra (MTL kirchnerizado), Lito Borello (Comedor Los Pibes) y «Quito» Aragón (Frente Barrial 19 de Diciembre) repitieron el relato del complot que difunde la Casa Rosada.

    Por eso quemaron la valija y jugaron con el simbolismo de tirar un «muñeco» tamaño natural a territorio estadounidense para explicitar que devolvían en ese acto a Antonini Wilson, «un agente -afirman siguiendo la estudiada versión oficial-protegido del FBI».

    En esa línea, repiten la versión de que a Washington le molestó la cooperación del gobierno argentino con Hugo Chávez en torno al caso Betancourt y la operación de liberación de rehenes por parte de la FARC, y que le molestó además la creación del Banco del Sur.

    «Quisimos expresar nuestro repudio a la operación de la administración Bush para perjudicar al gobierno soberano y autónomo que encabeza Cristina de Kirchner» explicó Harispe, a través del humo de los petardos y la fogatas donde se quemaron banderas de EE.UU.

    Ibarra, a su lado, amagó: «No vamos a retroceder a los peores años de la diplomacia del patio trasero» mientras, los cerca de 800 militantes que se movilizaron coreaban, desde el túnel del tiempo, la consigna setentista « Patria Sí, Colonia No».
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar