PJ: fiscal pide dar marcha atrás con intervención de Barrionuevo

Política

La intervención del PJ sumó este jueves un nuevo capítulo que podría ser decisivo para la saga. El fiscal con competencia electoral Jorge Di Lello pidió ante la Cámara Nacional Electoral (CNE) dar marcha atrás con la medida dispuesta por la jueza María Servini en abril pasado y giró el expediente al tribunal, que ahora deberá definir el futuro del partido.

Según revelaron fuentes de la Justicia Electoral a ámbito.com, la CNE no tiene plazos para definir la situación por lo que la decisión puede tardar en llegar. Si bien el dictamen del fiscal no es vinculante, lo cierto es que desde la calle 25 de mayo fallarán sobre la base del expediente de la intervención y lo expresado por el propio Di Lello.

Además, en lo que podría interpretarse como un guiño hacia la conducción desplazada, la CNE reconoció la apelación presentada por José Luis Gioja diferenciándose así de Servini quien sólo había tomado como válida la petición de los apoderados y no del titular del partido.

En concreto, desde la fiscalía electoral solicitaron a la CNE revocar la sentencia que dispone la intervención del Partido Justicialista y en consecuencia declarar nula las decisiones tomadas por el hasta ahora interventor Luis Barrionuevo. En su dictamen de 26 páginas Di Lello criticó duramente el fallo de Servini que posibilitó la intervención del PJ al considerarlo un "atropello a la vida interna democrática" de la agrupación.

Vale recordar que en el fallo que decretó la intervención del PJ, la magistrada sostuvo que el partido atravesaba un "vaciamiento" en base a que "en los últimos comicios nacionales y provinciales del año 2017, reconocidos dirigentes partidarios apoyaron candidaturas" de otros partidos. En tal sentido, el fiscal Di Lello cuestionó ese argumento al sostener que "encierra un caprichoso y antojadizo accionar".

Servini había ordenado la intervención del PJ a partir de un pedido de los dirigentes sindicales Carlos Acuña, Oscar Rojas y Horacio Valdez.

Asimismo, Servini había señalado que esas derrotas electorales habían generado "una crisis en la conducción partidaria difícil de superar". En contrapocisión, Di Lello sostuvo que ese argumento utilizado por la magistrada fue efectuado "sin mayores consideraciones que den sustento a la 'crisis política' que invoca como detonante".

El fiscal advirtió que de ser ratificada esta medida, con el mismo criterio, los jueces del fueron electoral "se verían compelidos a intervenir a las agrupaciones que resultaren desfavorecidas o perdidosas en los comicios".

Además de cuestionar a la jueza Servini, Di Lello cargó contra la idoneidad de Luis Barrionuevo como interventor del PJ. En ese sentido, el fiscal consideró que el gastronómico "difícilmente podrá cumplir con la ecuanimidad que esa función requiere". El funcionario sostuvo que "es de público y notorio conocimiento que ha tenido una vida política activa en el seno del Partido Justicialista" por lo que "le impediría llevar a cabo la normalización" que le fue encomendada por Servini.

En abril pasado la jueza Servini había ordenado la intervención del PJ a partir de un pedido de los dirigentes sindicales Carlos Acuña (estaciones de servicio), Oscar Rojas (maestranza) y Horacio Valdez (vidrio) para que la Justicia declare "el estado de acefalía" del partido. En su momento, los apoderados de la conducción desplazada habían solicitado que se revoque y se decrete la nulidad de la intervención porque la decisión había sido "arbitraria, injustificada e ilegítima".

Dejá tu comentario