Presupuesto 2021 con aprobación en Diputados: guiño opositor pese a abstención y alertas macristas

Política

El Frente de Todos contaba anoche con el acompañamiento de bancadas anti-K, pero habituales amigas. Cruces por herencias recibidas. No hay fondos contemplados en caso de continuidad del coronavirus desde el 1 de enero próximo. El Senado sancionará rápido el proyecto.

Con el acompañamiento de bancadas minoritarias y ya habituales amigas, como las del mendocino José Luis Ramón, legisladores provinciales silvestres, y guiños desde parte del interbloque federal -donde se encuentran los lavagnistas y peronistas cordobeses, entre otros-, el kirchnerismo se aprestaba a aprobar, durante la madrugada de hoy, el primer plan económico real del Gobierno: el Presupuesto 2021. El macrismo, al igual que en otras leyes de calibre, evitó confrontar al extremo y se disponía -en gran parte- a abstenerse, a pesar de fuertes advertencias por el rumbo del país e indicadores alarmantes en el corto y mediano plazo.

Como miembro informante del Frente de Todos, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, el banquero Carlos Heller, resumió sobre el final de su discurso el impulso de un plan de gastos para el año próximo con “proyecciones moderadas serias y cumplibles”, pese a que la iniciativa no contempla fondos relacionados con la eventual continuidad de la pandemia del coronavirus, a partir del 1 de enero próximo.

La ley estima una inflación del 29%, un dólar promedio de $102,4 y un déficit fiscal de 4,5% del Producto Bruto Interno. Más del 50% de la falta de recursos se suplirá con emisión, pese a un crecimiento estipulado de más del 5,5%. Sin embargo, la ley de gastos deja de lado otros temas pendientes prometidos por el Ejecutivo: las reformas jubilatoria y tributaria.

Al inicio de su alocución, el legislador ultrakirchnerista recordó que el macrismo presentó en negociaciones en el exterior -por caso, ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos, “SEC”, según sus siglas-, cuando fue Gobierno, cifras sobre el déficit fiscal, desempleo e inflación muy distintas a las que utilizó luego en sus discursos para hablar de la “herencia recibida”. Y dejó claro que Cambiemos empeoró la mayoría de esos valores al dejar el Ejecutivo.

Respuesta

El escurridizo Luciano Laspina (PRO) fue lapidario a la hora de contestarle al kirchnerismo. El diputado santafesino habló de la distorsión con respecto a la inflación real durante las gestiones del otrora Frente para la Victoria, los costos de obra pública y sus no finalizaciones, el ahogamiento al sector privado con impuestos, y el “saqueo al Banco Central y al Fondo de Garantía de Sustentabilidad (ANSES)”, entre otras cuestiones. Como si fuera poco, lanzó: “En lo que va del Gobierno actual, la deuda creció el equivalente a u$s20.000 millones”.

Laspina fue más allá y apuntó al “ajuste, ajuste, ajuste” que hará el kirchnerismo a través de la premisa de “que el 31 de diciembre se termina la pandemia, con la desaparición de la IFE, el ATIP, los subsidios a hogares, todo con una tasa de pobreza creciente”. También direccionó la lupa hacia la baja de partidas en asistencia a la infancia mientras “que se asignan $480 millones para la fachada de la Casa Rosada, pese a que pasé hace un rato y la vi bastante linda”. Y finalizó: “No creemos que haya un plan económico”.

Para captar adhesiones, el oficialismo cedió a pedidos como giros automáticos a provincias relacionados con el Fondo del Tabaco, beneficios aduaneros en Misiones, suba de impuestos, y más fondos -aún insuficientes- a universidades y al Transporte en el interior para paliar la discriminación en relación con el AMBA, entre otras cuestiones. A pesar de la abstención del bloque macrista -otros rechazarán desde el vamos- en la votación en general, algunos aceptarán un puñado de artículos en particular.

En la agenda que le queda al oficialismo, además de las demoradas definiciones sobre la nueva fórmula jubilatoria y la reforma tributaria, aparece también el denominado impuesto a los ricos, titulado “aporte solidario” por Heller, quien escribió el proyecto junto al titular del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, Máximo Kirchner.

Trámite en Senado

El Senado, de mayoría kirchnerista, sancionará rápido el Presupuesto 2021. Es decir, durante noviembre, antes que finalice el período de sesiones ordinarias. Mientras tanto, la Cámara alta volverá hoy al recinto virtual para debatir el proyecto de ley sobre etiquetado de alimentos, que establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

Legisladores del oficialismo y la oposición que representan a Tucumán ya anunciaron que votarán en contra de la iniciativa, debido a que consideran que ésta choca contra la industria azucarera de su provincia. En la sesión también se sancionará el texto -ya aprobado por Diputados- que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de las vacunas contra el nuevo coronavirus, para facilitar los convenios a realizar y permitir la jurisdicción de tribunales extranjeros, cláusulas exigidas en algunos casos por los laboratorios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario