Réplica de Scioli a Conti: "Gobernaré la Provincia hasta fin de 2015"

Política

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pidió el jueves por la noche que "no se busquen interpretaciones malignas de supuestos encuentros" con dirigentes de la oposición, en respuesta a las críticas que recibe de parte de referentes del kirchnerismo, aunque evitó polemizar con la diputada oficialista Diana Conti, quien le reclamó subordinación.

"Me manejo en la vida con mucha más naturalidad", sostuvo el mandatario, y afirmó: "Tengo una responsabilidad institucional que me ha confiado la gente y voy a gobernar la Provincia hasta fin del año 2015".

Scioli reconoció, de todos modos, que "estaba podrido" de los comentarios en su contra surgidos desde el seno del gobierno nacional, después de que se tomó una fotografía con el líder de la CGT opositora, Hugo Moyano.

Expresó que en ese momento se acercó a la presidente Cristina de Kirchner para decirle que no había sido su "intención" generarle un malestar, si es que efectivamente estaba "enojada" por esa foto con Moyano, como se comentaba.

Pero la jefa de Estado le brindó su respaldo, al mencionar que en los "momentos clave" del gobierno kirchnerismo, él siempre había estado presente, dando su apoyo, afirmó Scioli.

Recordó que la Presidenta le dijo: "No me preocupa (la fotografía). Me dejo guiar por las posiciones, las actitudes tuyas en momentos clave, y ahí siempre estuviste presente. A mí eso es lo que me interesa".

En este sentido, el mandatario destacó la necesidad de "unir, no de dividir, y tratar de acercar posiciones y no de promover peleas", al tiempo que evitó responderle a Conti: "Este tipo de discusiones no le mejora la vida de los argentinos", sostuvo, en una entrevista concedida al canal de cable Todo Noticias (TN).

"Estoy acá porque vi mucha gente preocupada, a partir de todas estas versiones, algunos ataques, de las expresiones de algunos, entonces que la gente se quede tranquila, que confíe más que nunca, que tenga la seguridad de que nosotros nos estamos ocupando de enfrentar las cosas que tenemos que enfrentar", remarcó.

"Voy a ser siempre parte de las soluciones, no de los problemas, que ya bastante tiene la gente y tiene la Argentina", enfatizó el gobernador.

Scioli subrayó que "muchas veces se requiere más fortaleza y firmeza en no responder y en pensar en la gente sobre todas las cosas", y agregó: "Mi instinto natural a algunos les llama la atención, que ante determinados ataques no respondo".

"Respondo y me enfrento a lo que me tengo que enfrentar, a las armas, la droga las injusticia y una problemática como ésta", planteó, en relación al conflicto docente en la Provincia.

El gobernador insistió en que las discusiones "no le mejoran la vida" a la gente, aunque expresó: "Muchas veces los entiendo a muchas compañeras, compañeros, los entiendo, los comprendo que tienen que decir y hacer algunas cosa, pero no me voy a poner polemizar con ellos".

Expresó, además, que "como demócrata", tiene que saber "interpretar la nueva demanda de la sociedad", que -según dijo- es el diálogo, "unir y no dividir".

Asimismo, recalcó, consultado por su presunto acercamiento al diputado Francisco de Narváez: "Yo he encontrado en la provincia de Buenos Aires una actitud de gran responsabilidad, una actitud constructiva de respeto a la institucionalidad y de defensa de la gobernabilidad en la amplia mayoría de los sectores de la oposición".

Acompañado por la directora general de Cultura y Educación bonaerense, Nora De Lucía, el gobernador se mostró esperanzado en poder encontrar "con racionalidad" una solución al conflicto docente en la Provincia, donde los gremios rechazan la oferta salarial del 22,6 por ciento otorgada oficialmente para este año.

"Soy un buscador incansable de soluciones", sostuvo Scioli, que agregó que sus energías "no se agotan" y agregó que tiene "toda la garra y la voluntad" depositadas en encontrar "con racionalidad la manera de solucionar esto".

"Es un tema de suma importancia", insistió el gobernador, que afirmó que se ha puesto al frente de la negociación con los integrantes del Frente Gremial Docente Bonaerense, como el "máximo responsable de la Provincia", dado que esta situación afecta a familias enteras y a más de 4,5 millones de alumnos.

Finalmente, aseguró: "Quiero que esto esté despojado de todo tipo de acción política" e insistió en su reclamo de que los sindicatos dejen de lado las medidas de fuerza y sigan negociando "con los chicos en las aulas".

Dejá tu comentario