Río Negro: el gobierno calma a Pichetto

Política

El gobierno nacional se esforzó el fin de semana por mantener la calma dentro de sus filas, que ya comienzan a inquietarse ante el avance de la concertación que impulsa Néstor Kirchner. Tras el pataleo del rionegrino Miguel Angel Pichetto contra la fórmula «plural» que impulsa el jefe de Estado en su provincia, el oficialismo debió mandar a Alberto Fernández a compartir estrado con el jefe de los senadores kirchneristas.

Sin embargo, el jefe de Gabinete limitó su presencia en Río Negro a destacar el rol de Pichetto como «parte central del gobierno». Pero enseguida reivindicó la figura del gobernador radical, Miguel Saiz, cuyo partido gobierna la provincia desde 1983. Buscó así el oficialismo evitar el éxodo de una de sus figuras más representativas en la Cámara alta, quien el fin de semana pasado había dicho que no cuenten con él para la concertación.

Ayer, desde la platea de la cancha de Boca, Iván Lazzeri, ministro de gobierno de Saiz, minimizó telefónicamente ante este diario la presencia de Fernández en el acto junto a Pichetto en Viedma. «No hubo ningún apoyo a la precandidatura de Pichetto. Además el Frente para la Victoria tiene más postulantes oficialistas, como Osvaldo Nemirovsci y Carlos Soria. Alberto Fernández elogió tanto la figura de Saiz que hubiese sido mejor para Pichetto que no hubiese ido», explicó el funcionario rionegrino.

Saiz, junto a los gobernadores Julio Cobos (Mendoza), Arturo Colombi (Corrientes), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca), lideran el Movimiento Radical Federal que adhiere a la concertación con la Casa Rosada.

  • Elogio

    «Los rionegrinos tendrán dos muy buenos candidatos y son ellos los que deben elegir», manifestó Fernández a los periodistas al terminar el acto de plataforma de la campaña del FPV. El jefe de Gabinete elogió a Saiz al destacar que «nos está acompañando en el proyecto nacional y celebramos que así sea».

    Saiz está confiado en conseguir el aval del gobierno para lograr su reelección en 2007. Tanto que el sábado, el mismo día que Fernández se mostraba junto a Pichetto, el rionegrino compartía un acto de la ultraoficialista Compromiso K junto al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el canciller Jorge Taiana y al secretario legal y técnico, Carlos Zannini, en La Plata.

    También estuvieron presentes en la jornada bonaerense de la juventud kirchnerista, realizada en la República de los Niños, el asesor en política exterior del gobierno de Brasil, Marco Aurelio García; el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner; el secretario de Obras Públicas, José López, y el intendente platense, Julio Alak. La relación entre Kirchner y Saiz parece haberse afianzado. Tanto que hasta el diputado Nemirovsci apoya la concertación liderada por el Presidente. En octubre, el primer mandatario tiene planeado un viaje a Viedma para apoyar a la conducción local del radicalismo, a cargo de Pablo Verani. Bajo el lema «La concertación la hacen los jóvenes», la jornada tuvo como uno de los oradores principales al dirigente radical correntino y miembro de la mesa de conducción de Compromiso K Roberto Porcaro, quien juzgó que ese espacio es «pionero en mostrar que peronistas y radicales pueden trabajar juntos por una nueva Argentina».
  • Dejá tu comentario