Según Financial Times, en el Reino Unido hay temor por un conflicto mayor por Malvinas

Política

Gran Bretaña rechazó categóricamente la protesta de Argentina por el inicio de trabajos de exploración petrolera y gasífera alrededor de las Islas Malvinas, y ahora teme que la disputa por la soberanía de las islas "lleve a una escalada de tensiones como la que provocó la Guerra del Atlántico Sur", en 1982, según informó hoy la prensa británica.   

El primer ministro Gordon Brown "está determinado" a que los trabajos de exploración se lleven a cabo, pero "está ansioso" que la disputa con Buenos Aires "no escale a una confrontación militar", escribió hoy el periódico inglés Financial Times (FT).   

"Esto es un negocio legítimo en aguas de las Islas Malvinas", declaró un diplomático británico al matutino financiero. "Debe permitírsele que continúe y continuará", agregó.   

El inminente inicio de los trabajos de exploración petrolera y gasífera desató una fuerte reacción de Argentina.   

Este martes, el canciller argentino, Jorge Taiana, envió una nota al encargado de negocios de la embajada británica en Buenos Aires, Simon Thomas.   

Taiana destacó en la nota que el gobierno argentino "rechaza firmemente la pretensión del Reino Unido de autorizar la realización de operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos en el área de la plataforma continental argentina", por considerarlas acciones unilaterales.    

Reafirmó además el derecho de soberanía sobre las islas que enfrentaron a los dos países en la guerra de 1982, y recordó que en 2007 Argentina dio por terminados los acuerdos de cooperación en materia de hidrocarburos que habían firmado Londres y Buenos Aires en 1995.   

Según el FT, la nota incluía la frase de Taiana: "Lo que (los británicos) están haciendo es ilegítimo, es una violación de nuestra soberanía. Haremos todo lo posible para defender y preservar nuestros derechos".   

Una fuente de las autoridades argentinas indicó además que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner notificó a las compañías involucradas en la exploración con sede en Argentina que cualquier actividad de ese tipo en aguas de las Malvinas "será considerado una actividad ilegal".   

Por su parte, un diplomático británico sostuvo que la posición conocida del gobierno en Londres "es apoyar el desarrollo de la industria de hidrocarburos en las Islas Malvinas".   

El diplomático se negó a discutir si Gran Bretaña está poniendo en marcha planes de contingencia para enviar a fuerzas militares a las Malvinas, con el de asegurarse "que Argentina no interfiera con la planeada exploración de petróleo".   

Una de las compañías británicas que explora por petróleo y gas en el área, Desire Petroleum, contrató a la firma Ocean Guardian para comenzar las perforaciones en la plataforma marítima norte de las islas a mediados de febrero.    

Gran Bretaña sostiene que hay "pocas expectativas" de una acción militar directa de Argentina, que reclama la soberanía de las islas.    

"Sin embargo, los diplomáticos están alertas ante una posible acción alternativa, que Argentina intente interrumpir las actividades de la plataforma utilizando buques civiles", escribió el FT.   

"A diferencia de la invasión argentina en 1982, las Falklands (Malvinas) están bien defendidas por cuatro jets Eurofighter, al menos dos buques de guerra y un pelotón de infantería apostado en todo momento", agregó.

Dejá tu comentario