Tras las agresiones, Rossi expresó "preocupación" por el comunicado de la FAA

Política

El titular del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, sostuvo que le "preocupa" el comunicado emitido por la Federación Agraria Argentina (FAA) sobre la agresión que sufrió en Laguna Paiva, porque "da pie a la justificación de acciones que tienen que ser absolutamente repudiadas por todos".

El comunicado "me preocupa porque lleva a una frase que vivió la sociedad argentina durante la dictadura, que después resultó ampliamente repudiada, de aquello que 'por algo será', y que da pie a la justificación de acciones que tienen que ser absolutamente repudiadas por todos", dijo Rossi.

"Una disidencia, una diferencia en la manera de pensar o en la manera de generar políticas distintas merece una respuesta democrática, no una respuesta de la intolerancia", dijo el legislador kirchnerista en declaraciones a una radio.

Rossi fue agredido ayer cuando salía de una reunión en la municipalidad de Laguna Paiva, localidad ubicada a unos 45 kilómetros Santa Fe, por un grupo de productores que le arrojaron huevos, tomates, yerba y hasta excremento de animales, y rompieron el parabrisas y el espejo del auto en que se trasladaba. 

El incidente, que mereció el repudio unánime del oficialismo y del arco opositor, "estuvo preparado", según dijo Rossi, quien señaló que se trató de "una agresión física, fueron 25 contra uno, me esperaron durante dos horas y media a que saliera de la reunión".

"Fueron para agredir, porque nadie va a caminar por la calle con esa cantidad de huevos ni con excrementos de animales, rompieron el parabrisas del auto a los puñetazos, me llenaron de huevazos, tuve que entrar rápidamente dentro del auto para evitar situaciones mayores, así que me parece que no es una expresión para nada democrática, sino una agresión física", puntualizó.

Recordó que además, "en dos oportunidades salieron funcionarios de la municipalidad de Laguna Paiva para hablar con ellos y decirles que yo estaba dispuesto a dialogar, no es como se dice que no quisimos dialogar, sino todo lo contrario, teníamos esa voluntad".

El jefe del bloque kirchnerista negó que fuera el gobierno quien "haya generado esta tensión", y recordó que "desde que terminó el conflicto (con el campo) en aquel debate en el Senado, en términos generales no hay declaraciones de funcionarios del gobierno, y del gobierno en general, que tengan niveles de agresión hacia el sector agropecuario".

"Tampoco en términos personales ni durante el conflicto, ni después, hay declaraciones o actitudes mías que puedan sonar agresivas para con algún sector, y de hecho, cuando los sectores agropecuarios hacen sus actividades publicas, no andan militantes del PJ corriéndolos o emboscándolos o agrediéndolos públicamente por la calle", aseveró.

Sostuvo que en cambio, "es al revés, los que sufrimos la agresión somos nosotros", y dijo que sentía "satisfacción por el repudio unánime que ha generado este episodio".

Dejá tu comentario