Un testigo protegido aseguró que Favale le disparó a Mariano Ferreyra

Política

Un testigo protegido reconoció a Cristian Favale como uno de los que disparó contra los integrantes del Partido Obrero en la manifestación en la que fue asesinado el militante Mariano Ferreyra, el 20 de octubre de 2010.

"Al zurdo gil ese le agujereé la panza", recordó el testigo que le escuchó decir a quien luego reconociera como Favale, presunto barravabra del club Defensa y Justicia.

El testigo, un ferroviario, también recordó cuando el delegado de la Unión Ferroviaria Pablo Díaz, también imputado en la causa, le escuchó decir a Favale "sacá los fierros", a lo que -según dijo- el tirador respondió: "No traje muchos".

El hombre comenzó su declaración por la mañana ante una audiencia vacía, ya que por disposición del Tribunal Oral Criminal Nº 21 la misma fue sin público, sin prensa, sin cortes para evitar la filtración de información y también con límites en el uso de tecnología por parte de los abogados, pudo reconstruir Noticias Argentinas.

En su declaración, el testigo recordó que trabajaba desde 1995 como guarda en el tren y que fue a la manifestación del 20 de octubre de 2010 porque lo convocaron para evitar "que los zurdos corten las vías", en alusión a la protesta de tercerizados y militantes del PO.

Según explicó, él fue para "mostrarse" y porque estaba no sólo gestionando un préstamo ante la Unión Ferroviaria sino porque además intentaba que dos integrantes de su familia ingresaran a trabajar en UGOFE, empresa a cargo del funcionamiento de la línea Roca.

Al llegar a Avellaneda, el testigo dijo que vio en el lugar a los acusados Gabriel "Payaso" Sánchez, Juan Carlos Pérez, Salvador Pipito, Armando Uño, Pablo Díaz y Jorge González, y también a otro grupo que -según dijo- él no reconocía como ferroviarios.

Luego de corridas, piedrazos e idas y vueltas, el testigo recordó haber visto del lado donde él estaba a una persona sacar un arma y disparar entre cuatro y cinco veces, y que Díaz le gritaba "saca los fierros".

El tirador, según dedujo luego, era Favale, a quien tras los disparos le escuchó decir: "A ese zurdo gil le agujeree la panza".

También dijo que Díaz recibió un llamado en su celular, y que luego de cortar éste dijo "era el Gallego, nos tenemos que ir", en alusión a Juan Carlos "Gallego" Fernández, el número dos del gremio que lidera José Pedraza.

La declaración de este testigo protegido se suponía iba a ser cuestionada por las defensas ya fue llevado por funcionarios afines al Gobierno nacional para declarar ante la Justicia.

Tal cual detalló en su testimonial por más de cinco horas, el testigo dijo que quien le aconsejó declarar en la causa fue un amigo suyo, quien lo vio en las imágenes que se difundieron en televisión por el hecho, y que éste trabajaba fabricando casas para el Gobierno nacional.

En ese sentido, dijo que el mismo día del hecho ambos fueron a hablar con el intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Gutiérrez, y que luego de hacerlo fue llevado a entrevistarse con el ministro de Justicia, Julio Alak, para finalizar en una declaración como testigo protegido ante la jueza de instrucción Wilma López.

A su vez, este martes se difundió un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por el cual se rechazó un pedido de excarcelación solicitado por el delegado Díaz, imputado en el juicio por el delito de homicidio del joven militante del Partido Obrero.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió rechazar la queja por recurso extraordinario denegado interpuesta por la defensa de Díaz, quien venía cuestionando la decisión de la sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal, que había confirmado el pronunciamiento del TOC 21 en cuanto denegó la excarcelación del imputado.

Así lo decidieron los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi,Juan Carlos Maqueda y Carmen Argibay.

Ferreyra fue asesinado el 20 de octubre de 2010 luego de participar de una marcha de tercerizados en reclamo al pase a planta permanente en el Roca, y por el crimen están siendo juzgadas diez personas, entre ellas Pedraza, y otros siete policías sindicados por haber liberado la zona de Barracas en donde cayó muerto de un disparo en su abdomen.

Dejá tu comentario