Vuelos: confirman plan para despegar en octubre

Política

Transporte y Salud acordaron protocolos. Las operaciones de cabotaje dependerán del aval de los gobernadores. Los viajes internacionales se retomarían con Uruguay y Paraguay, y luego con Chile y Brasil

El Gobierno nacional confirmó ayer que existe un plan para retomar los vuelos de cabotaje e internacionales a partir del 1 de octubre. Sólo falta la firma de Alberto Fernández. Los ministerios de Transporte y de Salud de la Nación ya acordaron los protocolos para habilitar la aeronavegación comercial el próximo mes. En el caso de los vuelos domésticos, más allá de Nación, la última palabra la tendrán los gobernadores cuyas provincias hayan controlado la curva de contagios en sus territorios.

Mario Meoni confirmó el adelanto de Ámbito y confirmó que “se está pensando en el 1 de octubre para el retorno de los vuelos regulares, tanto domésticos como internacionales”, y que para ello trabajan en los correspondientes protocolos, en el marco de la pandemia de coronavirus. No obstante, el funcionario aclaró que la cantidad de viajeros va a estar condicionada por la apertura de fronteras internacionales y la decisión que al respecto vayan tomando las provincias, al inaugurar la remodelación de la estación Boulogne sur Mer del tren Belgrano Norte.

El ministro puntualizó que “lógicamente la gente que va a viajar en los primeros vuelos, no va a ser mucha, porque van a seguir en vigencia las restricciones que hay en cuanto a las fronteras internacionales y también a lo que cada provincia establezca para su movimiento interno y las disposiciones sobre el aislamiento social”. “La decisión final -acotó- la vamos a tomar en consonancia con el Ministerio de Salud y siguiendo los lineamientos que desde el principio ha establecido el presidente Alberto Fernández, en cuanto a que la prioridad es la seguridad y la salud de la gente”.

El regreso de los vuelos de cabotaje así como el ingreso de vuelos internacionales con pasajeros extranjeros, hasta ahora limitados a casos específicos que requieren permiso previo, está previsto para el 1 de octubre. En principio estarían limitados a trabajadores esenciales y a casos específicos que estén contemplados dentro de los permisos para circular. Una vez que Salud autorice el regreso de los vuelos, en el plano doméstico se abrirá otra ventana de negociación con los gobernadores de las provincias. Serán los mandatarios quien en última instancia deberán autorizar el ingreso de vuelos desde otras provincias. Las operaciones áreas realizadas hasta ahora no arrojaron nuevos casos de contagios. Las 14 provincias con circulación comunitaria del virus, más allá del Área Metropolitana de Buenos Aires, impiden por ahora confirmar una fecha cierta.

El protocolo integral que desarrolló la cartera de Meoni junto a Salud incluye el seguimiento de la lista de pasajeros para detectar si se trasladó algún infectado de una provincia a otra y limitaciones en el servicio de abordo. Además las aeronaves se higienizarían con un producto que elimina de manera instantánea la suspensión del virus en las cabinas. La única posibilidad de contagio sería boca a boca pero habrá obligatoriedad de traslados con tapaboca. En la mesa de trabajo conformada entre Salud, Transporte, ANAC y Aerolíneas se comenzó a explorar la posibilidad de abrir vuelos siempre que se habilite el turismo interno en las jurisdicciones de cara a la temporada de primavera y verano. Pero todo está atado a la evolución de la pandemia.

“Por eso es que, si bien estamos trabajando con el objetivo de esa fecha, todo va a depender de la evolución de la pandemia en los próximos días”, agregó Meoni.

Detalló que “en lo que hace a los vuelos internacionales, vamos a analizar hacia qué destinos vamos a volar y desde cuáles destinos se va a permitir el ingreso al país”.

Es probable, admitió, “que en primera instancia estemos abriendo con Uruguay y Paraguay y posteriormente con Chile y Brasil, también dependiendo de la decisión que tomen los otros países”.

En cuanto a los vuelos domésticos, Meoni indicó que “los destinos van a depender de la evolución de la pandemia en cada provincia”. “Tenemos que actuar prudentemente y, más allá de las necesidades de las empresas de volver a volar, sostener como tema prioritario la salud de los pasajeros, los tripulantes y los trabajadores de las distintas áreas vinculadas a los vuelos, tanto en las compañías, como en los aeropuertos”, advirtió el ministro.

En ese sentido sostuvo que “hay protocolos definidos en cada una de las etapas del trabajo de los vuelos”. “Muchas veces se piensa en le protocolo del viaje, arriba del avión, y la verdad es que hay una serie de protocolos por revisar, como el trabajador aeroportuario, los que cargan las maletas, el personal de rampa, los de seguridad”, explicó. “Hemos confluido -recalcó Meoni por último- en un solo protocolo para todas estas áreas, que ya está terminado y lo consensuamos con el Ministerio de Salud y ahora estamos analizando con el Presidente y las autoridades sanitarias, en función de cómo evoluciona la pandemia, a partir de qué momento se volverá a operar efectivamente”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario