¿Vuelven cortes?

Política

El tema de las papeleras de Fray Bentos amenaza otra vez al gobierno con una preocupante noticia. El jueves se conocerá el informe del Banco Mundial, que debería determinar si las plantas son o no contaminantes, y, según los datos que maneja el Poder Ejecutivo, el resultado sería negativo. Esto quiere decir que Botnia, el proyecto más cuestionable, podría recibir créditos por u$s 500 millones para, así, terminar sus obras antes de fin de 2007. La versión generó lógica preocupación en los vecinos de Gualeguaychú, que hoy resolverán si vuelven los cortes. Si esto ocurre, se alarma el gobierno, gran parte de su estrategia ante la Corte de La Haya se complicaría severamente. Fuentes del Ejecutivo aseguran además que el Banco Mundial hasta es irónico en su argumentación. Dice que los turistas "se acostumbrarán" a ver las chimeneas de Botnia.

El gobierno y los vecinos de Gualeguaychú se pusieron ayer nuevamente en alerta por el caso de las papeleras de Fray Bentos. A la Cancillería argentina de Jorge Taiana y el Ministerio de Economía de Felisa Miceli llegó ayer la información desde la Confederación internacional de Finanzas (CFI), el organismo del Banco Mundial que evalúa el otorgamiento de créditos, que el informe sobre el impacto ambiental de las plantas pasteras de Botnia y ENCE no podría determinarse anticipadamente. Si esto se confirma, lo que ocurriría este jueves, la CFI estaría autorizado a liberar los préstamos para ambos proyectos, con lo que la empresa Botnia decidiría acelerar definitivamente la construcción de la fábrica de Fray Bentos, la que estaría habilitada para comenzar a funcionar en agosto del próximo año.

Ayer temprano, funcionarios de ambos ministerios cruzaron información proveniente del Banco Mundial y certificaron la probabilidad cierta de sufrir un revés en el informe preparado para esa entidad por la consultora canadiense Econometrix. El mismo dato llegó luego a oídos de los representantes de los vecinos de Gualeguaychú, que directamente organizaron para esta noche una asamblea en la cual votarán, en caso que el jueves se confirme el contenido negativo del informe del CFI, si vuelven o no los bloqueos para este fin de semana del puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos.

  • Alerta

    La sola alternativa de que vuelvan los cortes y las medidas de fuerza pone en alerta al gobierno de Néstor Kirchner, que si estos actos de fuerza se confirman, vería alterada seriamente su estrategia judicial dentro del tribunal de La Haya, que se basa en justificar estas acciones entre mayo de 2005 y mayo de 2006 por la falta de apertura de una vía de solución diplomática del conflicto. Si los cortes volvieran, además se caería la argumentación que la Cancillería argentina llevó ante el tribunal del Mercosur, donde si bien se condenaron los bloqueos, no se llegó a responsabilizar oficialmente al país por esta acción de fuerza con lo cual no se abrió la alternativa para el reclamo uruguayo de sanciones económicas. Sin embargo, esta argumentación caería también si finalmente vuelven los cortes.

    La posibilidad de un informe negativo para la argentina fue adelantada ayer públicamente por el abogado del Centro de Derechos Humanos y Ambientales, Daniel Taillant. Según el funcionario, el informe técnico de la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial es favorable a la instalación de las pasteras en Uruguay y tiene «mucho que ver con la postura del sector papelero». Señaló además que el trabajo de la consultora canadiense sostiene que «no va a haber impacto sobre el turismo y por eso no va a afectar a la Argentina» y que «el impacto que producirán las chimeneas 'es una opinión subjetiva del público y eventualmente los turistas se van a acostumbrar a verlas».

    Una copia del documento de la consultora Econometrix habría sido puesto además en la página de Internet de la CFI el domingo, pero retirado luego a las 11, aclarando que el trabajo final se conocerá el jueves. «Me dijeron que se trató de un error, pero que el documento oficial será puesto en la Web en los próximos días», dijo luego Daniel Taillant. Desde el Uruguay, en tanto, fuentes del gobierno de Tabaré Vazquez aseguraron que se si bien esperarán hasta último momento para conocer la letra final del informe de Econometrix, se daban por «muy satisfechos» con su contenido, por entender que reconoce que la instalación de pasteras en Fray Bentos «no provocará el impacto ambiental» que denuncia la Argentina. El trabajo de la empresa canadiense será girado el jueves al directorio del Banco Mundial, que luego tendrá un mes para resolver si otorga o no los créditos para ambas papeleras.

    De esta decisión, en buena medida, depende la suerte del emprendimiento pastero de Botnia, pues el otorgamiento de este financiamiento constituye la «llave» del resto de los fondos privados que la compañía necesita para plasmar la obra.

    El dinero que aportaría la CFI para Botnia no llega a los 100 millones de dólares, pero sería el automático «visto bueno» para otros 400 millones que comprometieron una corporación francesa y los bancos NORDEA (escandinavo) y Nórdico de Inversiones, entre otros. La inversión proyectada por la empresa finlandesa en Fray Bentos es del orden de los 1.200 millones de dólares para la construcción de una pastera que producirá un millón de toneladas al año.

    Una vez que el directorio del Banco Mundial tenga acceso formal al informe, lo sumará a los diferentes aspectos políticos que también entran en juego en el caso, según indicaron fuentes del organismo internacional.

    Por caso, tendrá sobre la mesa, entre otros, que el pueblo de Gualeguaychú -afectado por el emprendimiento Botnia- no otorgará la « licencia social» indispensable para una equilibrada convivencia.
  • Dejá tu comentario