Política

Polledo admitió que es dueña de la S.A. que alquiló Costa Salguero para la Time Warp

La diputada del PRO y vicepresidente primera de la Legislatura, Carmen Polledo, reconoció que su marido es accionista de la sociedad anónima que controla el predio de Costa Salguero donde se realizó la fiesta Time Warp y fallecieron cinco jóvenes, pero se desvinculó de los muertos y la venta de drogas en el local y denunció un "ataque" en su contra por cuestiones de género. Además, negó su renuncia.

Al iniciar su descargo ante la Legislatura, la diputada dio sus condolencias por los muertos y envió un mensaje a los tres internados en grave estado. "Lo primero que quiero hacer es solidarizarme con las familias de todos estos jóvenes víctimas de la tragedia, y por su puesto, darle fuerza y energía a aquellos que siguen luchando por su vida estos días", dijo.

Polledo continuó con una descripción de cómo su familia se quedó con la concesión del predio en la Costanera por 30 años y defendió las actividades de la empresa de su marido, Fernando Adolfo Polledo Olivera. "Sin tener nada que esconder, siento la necesidad de aclarar lo que hoy está en boca de muchos, y no de la mejor manera posible. En 1991 la empresa Telemetrix obtuvo una concesión por 30 años. El concedente originalmente era la Administración General de Puertos, por encontrar el complejo en jurisdicción del puerto de la Ciudad. Telemetrix realizó obras de defensa de costa, relleno, infraestructura, calles, redes de agua, desagües cloacales y pluviales, red eléctrica, iluminación. Recuerdo que allí no había nada, había agua", detalló.

Luego, siguió con la lectura de un borrador que puso sobre su banca y aseguró que por contratos Telemetrix alquila "espacios a terceros que llevan adelante distintos emprendimientos comerciales en función de un plan de actividades aprobado".

La Asociación por la Justicia Ambiental (AJAM) y el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), advirtieron que con la organización de fiestas como Time Warp se incumple la resolución de la Autoridad General de Puertos (S.E. N° 025/92). "Las actividades que se desarrollan en los establecimientos exceden ampliamente el objetivo inicial", alertaron. Esa norma establece que el predio debe destinarse para la ejecución de obras civiles e instalaciones para la habilitación de un Complejo Polideportivo y actividades comerciales complementarias relacionadas con el conjunto a desarrollar en el predio. Nada dice de fiestas electrónicas.

La legisladora recordó que en 1993 se conformó el centro de Exposiciones Costa Salguero, que construyó y explota el lugar. "Fernando Polledo, mi marido, tiene una participación del 10% hace más de 10 años, cuando yo ni siquiera soñaba integrar el PRO", admitió. Luego remarcó que en 2001, según la ley nacional 25.436, publicada en el Boletín Oficial del 18 de julio, el "dominio" del Complejo Costa Salguero es transferido a la Ciudad. "Lo que nadie ha dicho, o por lo menos no recuerdo es que cuando venza esta concesión en 2021 absolutamente todo: equipamiento, construcciones, todo lo que se ocurra que está en ese predio pasa a ser de la Ciudad", recalcó, aunque el distrito tiene posibilidad de volver a licitar el predio y que nada impidió conseguir altas rentabilidades durante 30 años.

En este marco, las entidades denunciaron que Telemetrix paga $ 263.576 como canon por todo el predio por mes. "Son aproximadamente 17 hectáreas (170.000 m2) donde existen 23 subconcesionarios que explotan distintos emprendimientos, es decir que el GCBA está cobrando $ 1,5 por m2 por mes", detallaron las ONG en un comunicado.

AJAM y ODC consideraron que es "canon en extremo irrisorio" si se compara lo que se paga en zonas cercanas donde el alquiler del metro cuadrado se paga entre $ 160 y $ 250. "La concesionaria paga, por lo menos, 100 veces menos de acuerdo a lo que el mercado establece", aseguraron.

En su breve exposición, Polledo insistió en desvincularse de la responsabilidad de firmar un contrato a Time Warp. "Quiero ser reiterativa porque está bueno aclara cada vez más: con respecto a Costa Salguero mi marido es accionista hace más de 10 años. Únicamente tiene el 10% de la sociedad que explota el Centro de Convenciones sin perjuicio de ser director de dicha sociedad. No percibe honorario alguno, ya que no está cargo del manejo de la sociedad. Por otra parte, no es concesionario de la Ciudad, sino que explotan el Centro a través de un contrato, con la cabeza de la concesión. El predio está debidamente habilitado hace años y la participación de mi marido es bastante anterior a mi ingreso a la política".

Telemetrix S.A. pertenece a Federico Bensadón y Alberto Gutiérrez, dos de los inversionistas iniciales del megaproyecto frente al Río de la Plata. Los otros fueron Fernando Adolfo Polledo Olivera, Enrique Alfonso Pichón Riviére, Adrián Pablo Ollivier y Jorge Gómez. Telemetrix subconcesiona el complejo a través del Centro Costa Salguero S.A., Salguero Eventos S.A. y Dr. S.A.. El presidente de Centro Costa Salguero S.A. es el esposo de la diputada del PRO. En uno de los cinco pabellones que posee, en el salón de fiestas TEB S.R.L. (exTazz), Mauricio Macri se casó con Juliana Awada. También allí se montó en varias oportunidades el búnker electoral del PRO y el fin de semana pasado se utilizó para la fatídica Time Warp.

En otro tramo, mencionó la habilitación del lugar para hacer una fiesta electrónica, que según la Justicia estaba habilitada para hasta 13.000 personas y había más de 20.500. "Según la Agencia Gubernamental de Control (AGC) se encontraban todos los permisos otorgados para la organización del evento, que estaba a cargo de un productora que nada tiene que ver con el Centro Costa Salguero", esgrimió. En esa línea, recordó la interpelación del lunes pasado al titular de la AGC, Matías Álvarez Dorrego. "Vino el lunes a pesar que lo habían invitado para el martes próximo", señaló.

Asimismo, defendió a Horacio Rodríguez Larreta, que al momento de la tragedia se encontraba en Nueva York. "Voló en misión oficial, volvió a la Argentina el domingo ante los acontecimientos, se puso al frente del comité de crisis, visitó a todos los enfermos que estaban en los hospitales, junto a la ministra de Salud, el vicejefe (Diego) Santilli y demás funcionarios. Estuvo con las familias y los padres y todos los vínculos de todas las personas accidentadas en el momento", repasó.

Larreta llegó a EEUU el sábado, cuando se realizó la fiesta. Se enteró de las muertes ese día, regresó al país el domingo y tras la visita al Hospital Rivadavia, ese mismo domingo voló otra vez a Nueva York. "Retomó su agenda actividades en el exterior porque somos un equipo. Cuando las papas queman el responsable viene, da la cara y luego confía en la gente que tiene trabajando junto a él", justificó.

En otra parte de su descargo, cuestionó a los comuneros del Frente para la Victoria que firmaron un comunicado, donde indagaban sobre las responsabilidades de Polledo y su marido en la explotación de Costa Salguero. "Queremos saber con total claridad si el marido de la legisladora Carmen Polledo Vicepresidenta de la Legislatura de la Ciudad efectivamente era parte del directorio de Costa Salguero S.A. y si esta relación tuvo consecuencias en las preferencias y facilidades con las que contaba esta empresa para hacer usufructo de ese predio", indicaron los dirigentes kirchneristas.

Polledo respondió ofuscada: "¿Hasta dónde puede llegar la miseria humana? ¿Qué otra palabra tiene esto que una 'canallada'? desde 1991 hasta acá pasaron todas las administraciones de todos los colores políticos que están representados acá ¿me quieren decir qué hicieron? Absolutamente nada y ahora me quieren endilgar a mí que hice un gestión para otorgar esta habilitación", manifestó.

Según la legisladora, esos fueron datos "objetivables de la realidad" y prosiguió la lectura con tono melancólico. "No es un relato ficcional acomodado a lo que quiero. Mis palabras tiene que ver con mi vida, mis valores, mi verdad, con la forma en que fui educada y eduque a mi hijos, con todos aquellos a los que me une vínculos de afecto y compañerismo. No puedo permitir que voces impiadosas y acomodaticias intenten perjudicarme lastimando de ese modo a los que depositaron su confianza en mí", lanzó sin dar nombres propios.

Acto seguido, la diputada se refirió a la supuesta venta de drogas dentro de su local, que según el fiscal federal Federico Delgado, se trató de una "zona liberada" donde cada cual podía vender pastillas (de éxtasis) por cuenta propia. "Sorprende y para mal, que se tome a la ligera el tema de la droga. Es un problema complejo, enorme y requiere de un diálogo sincero y una acción responsable planificada de números actores, y no solo de la Ciudad, sino del país y el mundo entero. Me duele e indigna ver os oscuros caminos que transitan todavía nuestra práctica política para intentar descalificar, tratar de confundir y sacar algún rédito personal de un tema tan trascendental como es el narcotráfico", dijo, y se preguntó: "Buscar soluciones no es organizar un pelotón de fusilamiento para el primer chivo expiatorio que se cruza en el camino".

"El egoísmo a ultranza, la maleficencia y las chicanas baratas no son el camino para ganarle a la droga, pero algunos insisten en transitarlo y engañarnos como falsos profetas", aseveró, y denunció que padeció un "ataque" por cuestión de género y su cargo. "¿Hubiera sido lo mismo el ataque si no tuviera un actividad pública o si fuera varón? Lamento, pero no dudo. La respuesta sería 'no'", sentenció.

Sobre el cierre, negó su renuncia. "Mi rectitud es al pan, pan y al vino, vino. Nunca voy a tener un doble discurso, ni dos caras frente a un mismo tema, menos si está en riesgo la vida de una persona. Sigo siendo la misma, y como lo que no mata, fortalece, con más ganas que nunca, no esperen de mí que baje los brazos, ni que dé un paso al costado", concluyó.

Carmen Polledo no ocupó las páginas de algunos diarios por Time Warp. La semana pasada trascendió por figurar en el directorio de una sociedad offshore radicada en Panamá, de la que nada dijo en su alusión ante la Legislatura. La empresa se llama Rank International Corporation y fue abierta por el estudio Fonseca y Asociados el 23 de septiembre de 1988. Carmen aparece como secretaria y su marido Fernando Adolfo como presidente. Al igual que Macri, la legisladora dijo que fue una empresa que agrícola que nunca funcionó y que no la declaró en su patrimonio porque nunca recibió dividendos. Hoy, está en mira de la Justicia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario