27 de julio 2001 - 00:00

Envían fondos para los afectados por el temporal

Envían fondos para los afectados por el temporal
El gobierno nacional asistirá económicamente a las provincias más perjudicadas por el fuerte temporal que afecta a las provincias del Sur, especialmente Río Negro y Chubut. Ayer, el presidente Fernando de la Rúa ordenó el envío de 3.500.000 pesos en Aportes del Tesoro Nacional a esos estados, donde ya hay preocupación por la posibilidad de que se produzcan inundaciones cuando se inicie el deshielo.

La grave situación por la que atraviesan las provincias fue analizada por el gabinete nacional en base al relevamiento realizado el miércoles en el Sur por el ministro de Desarrollo Social, Juan Pablo Cafiero. Allí se acordó asistir financieramente a los pobladores ante la posibilidad de inundaciones por deshielo.

El temporal, que dejó hasta el momento a más de 3.000 personas aisladas y 700 evacuados en la Patagonia y algunas zonas de Mendoza, es el más crudo de los últimos diez años, según recuerdan los pobladores del lugar.

Ayer, helicópteros de la Fuerza Aérea, el Ejército Argentino y Gendarmería continuaron con el relevamiento en las zonas con mayor acumulación de nieve, en la cordillera de Río Negro y Chubut, donde se encuentra la mayor cantidad de gente aislada por el cierre de rutas y pasos (ver infog.). En el gobierno nacional aseguraron que desde el comienzo del Operativo Nieve para cubrir la emergencia, en mayo pasado, el Ministerio de Acción Social aportó 3.700.000 pesos en asistencia a las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Mientras tanto, en Río Gallegos, Santa Cruz, un trabajador rural contratado para tareas de alambrado en una chacra ubicada a 25 kilómetros de la capital provincial murió calcinado al incendiarse la precaria casilla que habitaba, a causa de un supuesto derrame provocado por un calentador a querosén. Es la víctima número 19 desde que se inició el temporal en la Patagonia.

En Río Negro la asistencia continuó en la línea sur, donde no mejoraron las condiciones climáticas. También seguían familias evacuadas a raíz de la crecida del río Negro, en la zona de Fernández Oro, General Roca y Choele Choel. En Neuquén la crecida de los ríos Limay y Neuquén seguía siendo la mayor preocupación del gobierno. Anteanoche, cuatro personas debieron refugiarse en las copas de unos árboles para protegerse del río, luego de tumbarse la canoa en la que se trasladaban y verse amenazados por la fuerte correntada de las aguas.

Dejá tu comentario