Liberaron a ex embajador iraní pero puede ser extraditado

Portada Principal

Es Hadi Soleimanpour, sospechado de estar implicado en el atentado contra la mutual judía. Fue liberado ayer bajo fianza por la justicia londinense pero continúa implicado en la investigación. Tiene pedido de extradición de la Argentina. La detención de este diplomático hace dos semanas generó tensión entre Londres y Teherán.

El ex embajador iraní en Argentina, Hadi Soleimanpour, acusado del atentado a la AMIA, fue excarcelado ayer por la Justicia inglesa, mientras que el juez federal Juan José Galeano ordenó traducir al inglés su pedido de extradición, de 103 páginas, que el lunes llegará a la Cancillería argentina.

Entre decenas de argumentos, Galeano sostendrá que Soleimanpour "dejó hacer" a los terroristas "en el ámbito que estaba en su custodia, la Embajada y la Consejería cultural" ya que "no pudo ignorar" lo que preparaban personas de su propia sede diplomática, según revelaron fuentes del caso.

Apenas conocida por la mañana la liberación del ex diplomático de 47 años, el presidente de la AMIA, Abraham Kaul repudió la decisión y la adjudicó a "cuestiones políticas que tienen más que ver con intereses de Inglaterra que con la situación concreta de la causa AMIA".
 
El ex embajador iraní fue detenido hace dos semanas en la ciudad inglesa de Durham ante un pedido de captura internacional de Galeano, quien demandó a Interpol su arresto preventivo por considerarlo presunto "partícipe necesario" del ataque que el 18 de julio de 1994 dejó 85 muertos en Pasteur 633.
 
Tras un primer rechazo a su pedido de quedar libre, la Alta Corte de Justicia de Londres concedió hoy el beneficio al iraní tras el pago de una fianza de 1.036.000 euros (alrededor de 3.300.000 pesos). Además deberá presentarse todos los días en la comisaría más cercana a su domicilio.
 
"Se demuestra claramente que la presión de Irán a través de su canciller y los ataques de la Embajada de Inglaterra en Teherán han dado resultados y nuevamente el mundo se vuelve a arrodillar ante el terrorismo", criticó el titular de AMIA en una conferencia de prensa en la reconstruida sede porteña de la mutual.

La liberación de Soleimanpour también se recibió con "escepticismo" en el cuarto piso de los Tribunales Federales de Retiro, donde el juez Galeano ya ordenó traducir al inglés su pedido de extradición, de 103 páginas más otras 500 de pruebas anexas.
 
Una copia del documento fue remitida ya a la Cancillería y el original será enviado el lunes, apenas termine el trabajo de los traductores públicos que lo están pasando al inglés, explicaron fuentes del caso.

En el juzgado confían que el pedido estará en manos de la Justicia inglesa antes de la fecha límite establecida por ley, 19 de setiembre y, de hecho, ya se envió una extensa carta adelantando los motivos por los que se requiere a Soleimanpour.
 
Según la carta que el juez envió a Inglaterra, el actual estudiante de una "licenciatura en impacto ambiental" en la Universidad inglesa de Durham "no podía ignorar lo que se estaba gestando desde hace un año antes con personas de su propia sede diplomática".
 
El entonces embajador iraní "consintió el actuar de Moceen Rabbani", ex agregado cultural de ese país también con pedido de captura internacional por el ataque. Según Galeano, Rabbani fue uno de los principales organizadores del atentado.

Soleimanpour "consiguió inmunidad diplomática" para Rabbani al designarlo como encargado de Cultura dos meses antes de la voladura y autorizó la entrada al país de personas "sospechosas" como correos diplomáticos, según testigos que se citarán en el pedido de extradición.
 
"Incluso tomó contacto directo con miembros de organizaciones sospechosas, grupos reaccionarios, que no se encauzaban dentro de los parámetros de vida democrática y patrocinó actos en los que verbalmente se atacó a países y creencias", agregó.
 
Ya en el pedido de extradición se recordará a la Justicia inglesa que quien fue embajador en Buenos Aires hacia el 18 de julio de 1994 tenía un marcado discurso anti-israelí y acceso a claves secretas de inteligencia.
 
Además, fue visto antes del ataque que dejó 85 muertos en una mezquita de Cañuelas, lugar por donde la Justicia sostiene pasó el conductor suicida que se inmoló en AMIA.
 
En el pedido de extradición se recordará además que previo a su arribo a la Argentina con rango diplomático, Soleimanpour fue expulsado de España porque se lo acusó de intentar activar una célula dormida terrorista en el país europeo.
 
Y el juez agregará un dato: el diplomático trajo a la Argentina a su chofer en el país europeo, un "falangista" español que poco después murió en un tiroteo.
 
Soleimanpour es el único detenido en la bautizada "conexión internacional" del ataque, luego que se libraron otras 14 órdenes de captura internacional a ex diplomáticos iraníes que aún siguen prófugos.

Dejá tu comentario