Último intento: el FMI envía misión

Portada Principal

Una misión del FMI volverá al país la semana próxima para cerrar un acuerdo con la Argentina. «La decisión es que nosotros no nos movemos de aquí (en relación con Buenos Aires), por lo menos hasta la segunda semana de setiembre», señaló ayer a este diario una alta fuente del Palacio de Hacienda al tiempo que desde Washington se confirmaba la partida de técnicos probablemente para el lunes próximo.

El tema que tanto desvela a ambas partes sigue siendo el superávit fiscal, pero no el del año próximo, sino el de 2005 y 2006. «El 3% del PBI de superávit primario hasta 2006 no es compatible con los pagos que tiene que hacer la Argentina por los BODEN y préstamos garantizados en los últimos dos años», señaló a este diario un funcionario del FMI en Washington. Por este motivo, de parte del organismo internacional no habría mayores inconvenientes en que, para el año próximo -incluso el proyecto de presupuesto que se enviará al Congreso ya lo contempla-, se firme una meta fiscal de sólo 3%, que es el número límite que marcó el presidente Kirchner. La cuestión es más política: desde el gobierno no quieren convalidar un fuerte ajuste de las cuentas públicas, por más que sea dentro de 18 meses. Pero es un dilema para Roberto Lavagna, ya que anunciar superávit primario de sólo 3% del PBI en 2005 sería como salir a decir públicamente que habrá dificultades en pagar los BODEN entregados a ahorristas, lo que inmediatamente, tras el anuncio eventual de esa meta con el FMI, se reflejará en su cotización.

• Largo plazo

Desde el gobierno ayer insistían en que todavía hay posibilidades para cerrar un acuerdo a largo plazo. En ese sentido, destacan que se gestiona un EFF (siglas en inglés para el Programa de Facilidades Ampliadas), ya que aún sigue sobre la mesa de negociaciones un entendimiento de esta naturaleza. Lo que está claro es que la decisión de pagar o no con reservas recién se tomará en los tres días previos en función del avance de las conversaciones.

Por lo menos, el equipo económico podrá mostrar avances en materia de reformas a la nueva misión del FMI que decidió enviar Anoop Singh (director del Departamento del Hemisferio Occidental) y que será encabezada por John Dodsworth. Se trata de las «prior actions» o acciones previas exigidas por el organismo para acceder a la firma del entendimiento, consistentes en la aprobación en el Congreso de la reforma a la carta orgánica del BCRA y a la ley de entidades financieras. Más allá de la cercanía del vencimiento del 9 de setiembre, restan sólo 12 días, y en el Palacio de Hacienda reina una llamativa confianza y calma por la marcha de las negociaciones, jugando a favor, solamente, el hecho de que en la última negociación del miniacuerdo la situación, a la misma altura, era mucho más complicada.

Dejá tu comentario