El 90 % de chicos con Síndrome de Down tiene problemas para ir a escuelas comunes

Salud

Alrededor del 90 por ciento de los padres de chicos que padecen Síndrome de Down tuvieron problemas para inscribir a sus hijos en "escuelas ordinarias", según reveló un sondeo de ASDRA (Asociación Síndrome de Down de la República Argentina).

La entidad dio a conocer estos datos referidos a la Argentina, a días de que el próximo sábado se conmemore el Día Mundial del Síndrome de Down.

El sondeo, según destacó la asociación, fue hecho entre sus socios en febrero último -a un mes del inicio de las clases-, donde cerca del 90 por ciento de los consultados denunció "tener problemas para inscribir a sus hijos con síndrome de Down en una escuela ordinaria".

"Esta situación se produce por el diseño arcaico del actual sistema educativo, que tiene tres aspectos clave que impiden la integración: una normativa anticuada, la falta de capacitación de los docentes y la precariedad de las estructuras edilicias de los establecimientos", subrayó la entidad en un comunicado.

Señaló que "a esta realidad, además, hay que sumarle el incumplimiento de la Ley Nacional 24.901 por parte de las obras sociales, las prepagas y el Estado, que tienen la obligación de cubrir los gastos de atenciones básicas de educación, salud y traslados de las personas con discapacidad".

Según lo indicado, la encuesta realizada por ASDRA tiene una estrecha relación con los datos que brinda la Primera Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad (ENDI), que fue hecha en el período 2002/2003 -y que sigue vigente-, donde "sólo el 13,8 por ciento de los chicos con capacidades especiales (298.214) asiste a clases".

"La educación inclusiva no puede esperar más, tal como lo establece la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que fue incorporada a nuestra legislación mediante la Ley Nacional 26.378 el año pasado", afirmó el Presidente de ASDRA, Raúl Quereilhac.

ASDRA es una asociación civil sin fines de lucro, cuya misión es "brindar contención, información y capacitación a los padres y familiares de personas con síndrome de Down, a los profesionales, a las autoridades gubernamentales, a las empresas e instituciones y a todos los sectores de la sociedad".

Dejá tu comentario