Bariloche se sube a la ola

Secciones Especiales

Aprobó por unanimidad una ordenanza que habilita el acceso terapéutico, de investigación, uso científico y producción pública de cannabis medicinal.

Bariloche aprobó por unanimidad una ordenanza que habilita el acceso terapéutico, de investigación, uso científico y producción pública de cannabis medicinal en la sesión del Concejo Municipal. De esta manera, la ciudad patagónica se convirtió en el tercer municipio de Río Negro en regular el acceso al cannabis terapéutico.

La iniciativa crea un Registro de Autocultivadores y Cannabicultores solidarios con fines terapéuticos en Bariloche, donde se registrarán a los usuarios y a quienes realicen cultivo y producción de cannabis para uso medicinal o terapéutico. Promueve la protección de la identidad y privacidad de las personas que integran ese registro.

Una vez que se reglamente la ordenanza, cualquier paciente, familiar u organización estará habilitado para ser registrado a fin de poder cultivar o guardar cannabis y sus derivados “en las cantidades que determine el médico tratante”. El único requisito será contar con la indicación médica que detalle la necesidad de someterse a un tratamiento medicinal, terapéutico o paliativo del dolor a base de la planta de cannabis. La ordenanza impulsada por el bloque del Frente de Todos declara de interés municipal “con fines sanitarios las acciones tendientes a proteger, promover y mejorar la salud pública de la población mediante la investigación, uso científico, investigación y producción pública de la planta de cannabis y sus derivados”.

Por otro lado, el Municipio de Bariloche promoverá estudios e investigaciones clínicas relacionadas con el uso de cannabis con fines terapéuticos, a fin de profundizar conocimientos y crear nuevos saberes sobre su uso.

La ordenanza también crea el “consejo asesor de políticas relacionadas al cannabis” que deberá dictaminar sobre los pedidos de registro para el autocultivo y promover programas de capacitación y difusión en relación a la temática.

Dejá tu comentario