Inflación automotriz: en los últimos dos años los 0 km aumentaron hasta 200%

Sociedad

Hasta el 2020, el mercado estaba sobreabastecido, especialmente por autos de Brasil, por la crisis de ese país. Abundaban bonificaciones. Hoy hay menos competencia

Cierra un año difícil en materia de precios en el mercado automotor. La falta de oferta, por las trabas a las importaciones, sumada a una demanda estimulada por la brecha cambiaria hizo que el 2021, los valores de los 0 km tuvieran un ajuste por arriba de la inflación, algo similar a lo que sucedió en 2020, donde las mismas causas provocaron el mismo resultado.

Con la llegada de las listas oficiales a las concesionarias, en estos primeros días de diciembre, se confirma el nivel de esta “inflación automotriz”. Las marcas ajustaron los precios por en un 5% o más, según los casos.

Promedio

El promedio de suba para este año ronda 72%, según manejan las concesionarias, pero hay modelos que treparon más de 90%.

Si se toma el período iniciado por el actual Gobierno, el acumulado del 2020/2021 llega a 200%, con un aumento del IPC de poco más de la mitad.

La elección de estos últimos dos años para la comparación no es antojadiza. Es que precisamente con la llegada de la actual administración hubo un cambio en la política para el sector, además de diferentes condiciones en el contexto regional del mercado.

En el primer caso, la falta de dólares llevó a que el Gobierno de Alberto Fernández restringiera las importaciones. Esta decisión acompaña, a su vez, una visión de las actuales autoridades de estimular la venta de vehículos nacionales. No es casual que se pasara de una participación de mercado de 0 km “made in Argentina” del 30% en 2018 y 2019 a más del 50% en la actualidad.

El otro motivo es que en buena parte del Gobierno de Mauricio Macri, los problemas económicos de Brasil llevaron a que sobrarán autos en ese país y la Argentina se llenara de vehículos de ese origen.

Esto llevó a que la oferta de 0 km fuera tan abundante que, durante esos años, el mercado se regía por fuertes descuentos sobre las listas oficiales. En muchos casos, las concesionarias vendían los autos con rentabilidad muy escasa o nula, ya que eran presionadas por las fábricas para cumplir objetivos de ventas muy altos. Eso provocaba que los stocks de unidades fueran muy altos, con el costo financiero que eso implicaba.

En la comparación realizada para esta nota se toman los valores bonificados que eran, en realidad, los que regían en el mercado, ya que esa política duró más de dos años. Las listas oficiales sólo tenían sentido para fijar las cuotas de los planes de ahorro. Por ejemplo, el VW Gol tenía un precio de lista de $994.000, pero la bonificación oficial de la terminal era de $280.000. A eso había que sumarle lo que le agregaba la concesionaria, un monto que era variable. Según relevamientos realizados por este diario en enero del 2020, el valor de transacción era de $700.000.

Es cierto que no todas la marcas tuvieron esa política ya que no aplicaron bonificaciones constantes y el valor de sus modelos fueron, en la mayoría del tiempo, los que figuraban en las listas oficiales. Por ejemplo, Toyota.

Por eso, más allá del criterio que se utilice para la comparación, lo cierto es que los precios de los autos crecieron, en estos dos años, muy por arriba de la inflación, los salarios e, incluso, el dólar.

Al cambiar el factor externo y aplicarse una política restrictiva con las importaciones, el mercado pasó de ser de uno de demanda a uno de oferta, lo que permitió que las fábricas y concesionarias recuperarán rentabilidad. Es por eso que, desde el año pasado, el aumento mensual de los 0 km está siempre por arriba de la inflación.

Los ejemplos tomados son de modelos del segmento chico. Si se tiene en cuenta que, en la mayoría de los autos, especialmente en mediados y alta gama, se aplican sobreprecios por la escasez de unidades, el aumento real de lo que se paga hoy por un 0 km, respecto al inicio de la gestión de Alberto Fernández, supera el porcentaje mencionado.

Tal como se dijo, con un dólar oficial que subió menos que el ajuste de los autos, los precios de los 0 km se encarecieron en esa moneda. En enero del 2020, el tipo de cambio era de $63. Esto implicaba que los modelos mencionados costaran entre u$s11.000 y u$s14.000. Hoy, con un dólar a $106, rondan los 18.000.

Dejá tu comentario