Edición Impresa

Suben peajes para compensar a empresas por la devaluación

La medida oficial incluye también dar una compensación a los privados porque el flujo de tránsito fue menor al estimado. Beneficia a Autopistas del Sol (Panamericana) y a Grupo Concesionario Oeste.

El Gobierno confirmó ayer que pagará una compensación por la devaluación a las empresas concesionarias de los accesos norte y oeste a la Ciudad de Buenos Aires. También las compensará porque el flujo de tránsito fue menor al esperado. La compensación se instrumentará a través de un aumento en los peajes que regirá a partir de enero del año próximo (ver detalle de los aumentos en nota aparte).

La medida es similar a la que dispuso hace dos meses compensar a las compañías de gas por la devaluación. En ese momento se planteó un aumento extra en la tarifa del año próximo para que los consumidores financiaran en 24 cuotas mensuales durante 2019 ese compromiso del Gobierno con las empresas. Esa decisión generó una reacción inmediata de rechazo en la opinión pública y la oposición que obligó al gobierno de Mauricio Macri a desistir de cobrarle a los usuarios y asumir la compensación en cabeza del Tesoro Nacional.

Esa compensación tuvo un fuerte impacto en las cuentas de las gasíferas, como el caso de la española Naturgy (ex Gas Natural BAN) que revirtió su proyección de pérdidas de 2018 por una leve ganancia.

Ahora, en el caso de las concesionarias de los accesos por peajes se da una situación similar a la del gas. Serán los usuarios los que financiarán los pagos. Pero por tratarse de un servicio que no es de primera necesidad, se prevé que el aumento del peaje para cumplir con este propósito no será cuestionado. La medida será analizada en una audiencia pública, aunque lo que allí se resuelva no tendrá carácter vinculante.

De todos modos, no deja de llamar la atención que el Estado blinde de posibles pérdidas a los concesionarios privados, garantizándole un “piso” de flujo de tránsito. En este caso, porque la caída de la circulación de autos fue 5% superior a la proyectada.

La dueña de Autopistas del Sol y de Grupo del Oeste es la española Abertis. Hace un mes, esta firma fue comprada por el grupo italiano de infraestructura Atlantia y la constructora española ACS en una operación valuada en 19.000 millones de dólares. Y así se creó el principal grupo de autopistas con peaje del mundo.

Los principales socios de los españoles de Aberti son los italianos de Impregilo (19,82%) y Natal Inversiones (7,12%). También participa de la sociedad la firma Sideco (con 7% de capital), que pertenece a la familia del presidente Macri.

Si bien los capitales de Abertis son españoles, el 70% de sus ingresos provienen de países fuera de España, como la Argentina. Los otros países donde tiene inversiones son: España, Francia, Chile, Brasil, Italia, Puerto Rico, India, Colombia, Irlanda, Inglaterra, EE.UU., Canadá, Croacia y Hungría.

La decisión de compensar a las concesionarias a través de una suba de los peajes fue oficializada este ayer a través de la Resolución 2369/2018 publicada en el Boletín Oficial con la firma de la titular de la Dirección Nacional de Vialidad, Patricia Mabel Gutiérrez.

Según esa norma, para la renegociación de los precios de los peajes se tomará en cuenta en cuenta un “tránsito computable” inferior en un 5% respecto del “tránsito base”; y también el impacto de la devaluación del peso argentino con respecto al dólar estadounidense acumulada desde el 31 de diciembre de 2016.

Por esos motivos, la autoridad de aplicación deberá llevar adelante un procedimiento de audiencia pública que contemple la participación ciudadana, habilitando un espacio institucional para la expresión de opiniones y propuestas por parte de los interesados.

No obstante, el texto firmado por Gutiérrez aclara que las opiniones y propuestas que se presenten durante este procedimiento “no tendrán carácter vinculante”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario