Para Lula, "censurar Internet es una estupidez"

Tecnología

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, concedió una entrevista a diez "blogueros" en la que insistió en la "necesidad" de que el país discuta una nueva ley de prensa que regule la actividad de los medios de comunicación.

"Regulación no es delito. El delito es la censura. Hay regulación en Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, España, Portugal y Francia y allá nadie dice que eso es un delito", declaró Lula en su cita con diez "blogueros independientes" que fue transmitida por Internet.

El presidente reafirmó su "compromiso" con la libertad de prensa, pero no dejó de criticar a los grandes medios de comunicación, de los que dijo que "distorsionan informaciones" y "creen que el pueblo puede ser manipulado".

No obstante, aseguró que está consciente de que él mismo "es un producto de la libertad de prensa que existe en Brasil, con todos los defectos que ella tiene".

Según Lula, el fenómeno de internet "obliga a la prensa tradicional a cambiar, porque es desmentida en tiempo real y luego tiene que explicarse, lo que es extraordinario", pero también impone la necesidad de nuevas regulaciones para los medios de comunicación, aunque recalcó que "sin censura", porque "eso es una estupidez".

"Hay que trabajar para democratizar a los medios electrónicos y para que el lector sepa más y sea el verdadero controlador de su propia voluntad", indicó.

En la entrevista con los blogueros también reiteró sus críticas a sectores de la prensa brasileña, que en su opinión no reflejan la realidad del país y se comportan como opositores de su Gobierno.

"Tengo miedo de que dentro de cien años alguien vea un diario o una revista de esta época y tenga la peor impresión posible porque si uno agarra la prensa brasileña no se entera de lo que pasa" en el país, afirmó Lula, quien dio a entender que se siente mejor tratado por la prensa internacional.

"Quien quiera saber qué pasó en Brasil" durante su Gobierno "va a tener que comprar una revista estadounidense o inglesa o buscar la información en Internet", afirmó.

Igualmente admitió que tiene "un problema público con la llamada prensa antigua" y apuntó que se enorgullece de que el próximo 1 de enero terminará su mandato "sin haber almorzado o cenado en una revista o un diario".

Lula anticipó que antes de fin de año aspira a tener concluido un proyecto de ley dirigido a establecer regulaciones a la prensa, sobre el cual no adelantó detalles.

"Espero poder presentarlo antes de terminar mi mandato", indicó Lula, aunque aclaró que la responsabilidad de enviarlo al Congreso para su discusión quedará en manos de la presidenta electa, Dilma Rousseff, quien será investida el próximo 1 de enero.

Dejá tu comentario