Edición Impresa

¿Una prueba?: Maduro arrestó a la mano derecha de Guaidó

Se trata de Roberto Marrero, líder fundador de Voluntad Popular (VP). El Gobierno chavista lo acusó de formar parte de una "célula terrorista que planificaba atentados selectivos".

Caracas - El gobierno chavista de Venezuela detuvo ayer al principal colaborador del presidente interino designado por el parlamento, Juan Guaidó, acusado de ser “responsable directo de la organización” de una célula terrorista. El arresto fue repudiado por la comunidad internacional.

Se trata de Roberto Marrero, miembro fundador del partido Voluntad Popular (VP), al cual también pertenece el autoproclamado mandatario, y que lidera Leopoldo López, bajo arresto domiciliario y uno de los más radicales al líder socialista.

“En este momento están en mi casa; lamentablemente llegaron a mí; sigan en la lucha, cuiden al presidente; el pueblo de Venezuela no debe detenerse con esto, el que se cansa pierde”, dijo Marrero en un mensaje de audio que envió mientras los encapuchados ingresaban en su vivienda y que recogió el diario caraqueño El Nacional.

Lo ocurrido fue denunciado por Guaidó: “Secuestraron a Roberto Marrero, jefe de mi despacho; él denunció a viva voz que le sembraron dos fusiles y una granada; desconocemos su paradero, debe ser liberado de inmediato”, escribió el presidente interino en su cuenta en Twitter.

El operativo de los funcionarios del Ministerio Público y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) tuvo lugar durante la madrugada y también incluyó la vivianda colindante del diputado Sergio Vergara -otro colaborador muy cercano de Guaidó-, al que retuvieron durante unas horas. En este último domicilio capturaron al chofer Luis Aguilar, de quien tampoco se tenían noticias al cierre de esta edición, según informó el legislador.

Asimismo, precisó que del operativo participaron los fiscales Farid Mora y Dinorah Salcedo, quienes exhibieron una orden firmada por la jueza Carol Padilla, del Tribunal Primero de Terrorismo, además de unos 40 efectivos del Sebin, de los cuales unos 15 ingresaron en su casa. El diputado agregó que los efectivos se llevaron a Aguilar con el propósito, dijeron, de “hacerle unas entrevistas”.

Más tarde, Guaidó aseguró que no modificará su agenda a raíz del “secuestro” de Marrero pero sí adoptará nuevas “medidas de protección”. “Vamos a seguir de gira, vamos a seguir con la operación libertad, vamos a seguir en las calles de toda Venezuela”, dijo a periodistas.

Guaidó reiteró que, de acuerdo con los datos de que disponía, Maduro no ordenó la detención de Marrero, por lo que creía que la cadena de mandos está “rota” y algunos cuerpos de seguridad actúan por cuenta propia.

Al cierre de esta edición, el ministro de Interior y Justicia de Venezuela, general Néstor Reverol, afirmó que Marrero “es el responsable directo de la organización de estos grupos criminales, a quien se le incautó un lote de armas de guerra y dinero efectivo en divisas extranjeras durante un allanamiento realizado en su residencia”, dijo Reverol, al anunciar el desmantelamiento de una “célula terrorista”.

“Nuestro servicio de inteligencia ha desmembrado una vez más una célula terrorista que planificaba realizar un conjunto de ataques selectivos y para ello habrían contratado mercenarios colombianos y centroamericanos para atentar contra la vida de líderes políticos, militares, magistrados del Tribunal Supremo y efectuar actos de sabotaje a servicios públicos y crear caos en la sociedad”, aseveró el ministro.

El arresto fue repudiado por la comunidad internacional.

El gobierno argentino afirmó en un comunicado de la Cancillería que “repudia enérgicamente la arbitraria detención” de Marrero, “perpetrada por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”, y “demanda su inmediata liberación y que se asegure su integridad física”.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, escribió en Twitter: “Maduro ha cometido otro gran error. El arresto ilegítimo de Roberto Marrero, asistente del presidente interino Juan Guaidó, no quedará sin respuesta. Debe ser puesto en libertad de inmediato y se debe garantizar su seguridad.”

“Condenamos la detención arbitraria de Roberto Marrero; exigimos fe de vida y liberación inmediata”, afirmó, también por Twitter, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y añadió que “el régimen debe cesar sus crímenes”.

Agencias AFP y ANSA,

y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario