Ambito Nacional

Vetó CFK y fuerza a Peppo a boleta corta (reclamará)

El armado de las boletas para las primarias del 11 de agosto dispara ya polémica en varios distritos en el oficialismo y en la oposición, frente al hecho de que muchas listas no podrán pegarse a las candidaturas presidenciales por decisión de las cúpulas nacionales.

Los comandos nacionales del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio avanzaron en la definición de los armados de las boletas de precandidatos a legisladores para las primarias parlamentarias del 11 de agosto, con listas bendecidas por el pegado al tramo presidencial y ristras de postulantes que deberán jugarse solas en las urnas, en una no buscada “boleta corta”.

El dato más fuerte se vive en Chaco, donde quien quedó huérfano de boleta larga es el gobernador peronista Domingo Peppo, por el veto de Cristina de Kirchner. Pero además quedaron listas sin paraguas nacional en otros distritos, como en Jujuy, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe. Un escenario que podría derivar en planteos judiciales o renunciamientos, según el caso.

“Sólo van las listas pegadas que están referenciadas con el acuerdo de la Mesa Nacional de Cambiemos; el resto de las listas puede competir, pero sin el pegado”, argumentaron ayer desde filas del oficialismo nacional, en lo que respecta al armado de su coalición. “La principal petición de la UCR fue que se respetaran las bancas que cada partido pone en juego”, agregaron. En función de ello, se estableció -por caso- que si en un distrito renueva una banca el PRO, el pegado solo se le daría al candidato propuesto por el PRO. Y para el caso en que se renueven varias bancas, que se prioricen “las listas que contemplan la proporcionalidad de lo que vence” (como el caso de Entre Ríos) o “si hubieran dos listas, atenerse a lo que indiquen las autoridades partidarias locales” (como en Santa Fe y Tucumán). Veamos:

En Chaco, la junta nacional del Frente de Todos no escondió favoritismos frente al tenso duelo intestino entre Peppo y el intendente capitalino Jorge Capitanich, al confirmar en las últimas horas que sólo el segundo podrá ir colgado de la boleta presidencial de Alberto Fernández-Cristina Fernández.

Ayer el mandatario analizaba la vía judicial para reclamar lo que considera “más justo”: no quedar condenado a la boleta corta, y que los dos puedan ir con papeleta larga. Por de pronto, será de la partida del encuentro que el candidato a presidente mantendrá en las próximas horas con gobernadores peronistas en Buenos Aires, donde planea avanzar además con un planteo de tipo político.

Tras meses de calientes negociaciones, Peppo y Capitanich habían hilvanado semanas atrás un precario preacuerdo para integrar una misma lista de precandidatos a senadores nacionales, y patear para adelante la definición por la disputa de fondo: la pelea por la gobernación del 29 de septiembre.

Pero el entendimiento duró menos de 24 horas por veto directo de la expresidente al resultado de las negociaciones que había intentado pilotear Alberto Fernández, y la consecuencia directa fue la inscripción el 22 de junio de Peppo y Capitanich en dos listas por separado de precandidatos a la Cámara Alta nacional, para medirse en las primarias del Frente de Todos el 11 de agosto.

El tiro de gracia contra Peppo se conoció ayer, con la confirmación de que la boleta larga será para el exjefe de Gabinete de Cristina de Kirchner, y que el gobernador deberá conformarse con boleta corta. Así quedó configurada la primera pulseada, en la antesala de la puja por la gobernación del 29-S, que tendrá como tercer jugador de peso al candidato de Chaco Somos Todos, Carim Peche.

Ambos caciques peronistas se habían mostrado juntos el sábado en Resistencia, en el evento -de alto contenido electoral- en el que la exprimera mandataria presentó su libro Sinceramente. Ayer Peppo buscó dar un golpe de efecto, al mostrarse junto a dirigentes de 19 partidos que dieron apoyo a su precandidatura a senador. Pese al desplante con la boleta, allí volvió a brindar su respaldo a la fórmula F-F.

En Jujuy, en sintonía, la única precandidata a diputada nacional que podrá pegar su boleta a la postulación de AF-FF es la diputada nacional Carolina Moisés, según lo definido por la cúpula del Frente de Todos en Buenos Aires.

El resto de las ristras no contará con ese handicap, en medio de una multiplicidad de listas jujeñas a la Cámara baja con ADN peronista, encabezadas por el excandidato a gobernador Julio Ferreyra -cayó ante el reelecto radical Gerardo Morales en los comicios del 9 de junio-; por el excandidato a vice de Ferreyra, Adrián Mendieta; por Alberto Matuk, por Guillermo Jenefes y por Guillermo Sapag.

La decisión generó incomodidad en el resto de las listas, aunque no demasiada sorpresa, y no se descartaban ayer renunciamientos. “En el caso de Ferreyra y Jenefes no son del gusto de FF; no le iban a dar el apoyo a dirigentes que son críticos de los aspirantes nacionales”, sostuvo un dirigente del PJ jujeño.

“La definición está dada por el nivel de compromiso que necesita el proyecto nacional que lideran Alberto Fernández y Cristina, en términos de los roles que los diputados nacionales tenemos que cumplir”, argumentó ayer Moisés.

“Todos deberíamos tener la posibilidad de llevar la boleta completa porque nosotros pertenecemos al proyecto nacional y popular”, había señalado, en la previa, Mendieta.

En Entre Ríos, en tanto, el malestar se da en filas del Juntos por el Cambio, luego de que los apoderados de la coalición que alienta la fórmula Mauricio Macri - Miguel Pichetto definiera que sólo podrá pegarse a la boleta presidencial la lista que lleva a Alfredo de Angeli como precandidato a senador nacional, y a Gabriela Lena a Diputados.

La decisión implica que las otras dos ristras (la de Hernán Blazquez/Emanuel Gainza, y la de Raymundo Kisser-Leandro Arribalzaga) tendrán que ir a las urnas el 11-A con boleta corta.

“Nos parecía insólito que Macri esté dispuesto a desperdiciar votos cuando es él quien más los necesita en esta instancia de las PASO, pero sabíamos que esta decisión estaba dentro de las posibilidades”, lamentó el senador provincial Raymundo Kisser.

de angeli y negri.jpg
Alfredo de Angeli y Mario Negri.
Alfredo de Angeli y Mario Negri.

En Córdoba, en tanto, dos listas de precandidatos a diputados nacionales evalúan desembarcar en la Justicia frente al guiño oficial para que la ristra que encabeza el legislador nacional radical Mario Negri vaya pegada al tramo presidencial de Macri-Pichetto. Se trata de Fuerza Renovadora y de Línea Córdoba, que alientan las postulaciones de Miguel Nicolás y de Javier Fabre.

En Santa Fe, un sector de la UCR presentó un escrito en la justicia federal con competencia electoral para que les permitan participar de las PASO de Juntos por el Cambio.

Sucede que la Junta electoral de Cambiemos vetó una lista B para diputados nacionales, encabezada por los radicales Martín Rosúa y María Paula Mascheroni. En la alianza macrista había consenso para que un UCR, José Corral, fuera el postulante a gobernador y que el presidente del PRO local, Federico Angelini, fuera bendecido como primer candidato a diputado nacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario