Cuattromo: "Esta crisis no tiene precedentes en el capitalismo moderno"

Ambito BIZ

La frase le pertenece al presidente del Banco Provincia. "Se han desarrollado herramientas de garantía que permiten reforzar la solidez del sistema financiero", aseguró, en una charla con Ámbito

La pandemia del Covid-19 pega de lleno en el sector público-privado. En el caso del sistema financiero, "se da en un contexto particularmente adverso, luego de 4 años nocivos en términos de política económica que habían dejado el país endeudado de forma insostenible, con elevados niveles de inflación y fuertes tensiones en el mercado de trabajo y las condiciones de vida de la población", analiza Juan Cuattromo, presidente del Banco Provincia.

En una consersación con Ámbito, Cuattromo hizo una radiografía de la coyuntura del sector, contó las principales dificultades que enfrenta la banca en el contexto actualy habó sobre los esafíos pospandemia. "El sistema financiero argentino tiene la liquidez y solvencia para evitar escenarios de estrés financiero agudo", consideró el titular del Provincia, quien se graduó como licenciado en Economía en la UBA, donde completó el programa de Maestría en Economía. Realizó estudios de posgrado en el Institute for Capacity Development del Fondo Monetario Internacional. Fue director del Grupo Financiero Galicia; ocupó el puesto de Director de Análisis del Sector Externo en la Subsecretaría de programación Económica y en diciembre de 2013 fue ascendido a subsecretario, cuando el actual Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof fue nombrado ministro. También fue director del Banco Central en el periodo 2015-2016.

Periodista: ¿Cuál fue el perjuicio más grande para el sector financiero ante la crisis económica y sanitaria?

Juan Cuattromo: La pandemia del Covid se da en un contexto particularmente adverso, luego de 4 años nocivos en términos de política económica que habían dejado el país endeudado de forma insostenible, con elevados niveles de inflación y fuertes tensiones en el mercado de trabajo y las condiciones de vida de la población. En este sentido, las caídas esperadas en la economía mundial en general y nuestros principales socios comerciales en particular generan un incremento en la fragilidad financiera de la economía.

P.: ¿Es esta una cirisi sin precedentes para el sistema financiero?

J.C.: Por su profundidad y extensión, esta crisis no tiene precedentes en el capitalismo moderno. En el caso de Banco Provincia, veníamos con un ritmo muy importante de colocaciones en el sector productivo a través de las líneas RePyme, que tienen tasas especiales.

P.: ¿Me amplía?

J.C.: Sí. En poco más de un mes otorgamos $15 mil millones en créditos y veíamos una demanda creciente de financiamiento productivo. La pandemia nos obligó a realizar una reevaluación rápida de nuestros modelos de riesgo y de evaluación de liquidez de forma de poder dotar al banco de una mayor capacidad de respuesta, sin perder de vista el uso responsable de los recursos públicos. De este modo, desde el inicio de la cuarentena, incrementamos nuestro stock de créditos en casi $11.000 millones, de los cuales unos $8.500 millones fueron a empresas de las cuales más del 80% son MiPyMe. Así, aún en la crisis, sostenemos nuestro objetivo estratégico de ser un banco al servicio de la producción.

P.: ¿Hay riesgos de que la recesión por efectos de la pandemia derive en una crisis de solvencia para el sistema financiero?

J.C.: El sistema financiero argentino tiene la liquidez y solvencia para evitar escenarios de estrés financiero agudo. Por supuesto, los números del año serán negativos e impactarán en el PBI, pero tanto el Gobierno Nacional como el de la provincia de Buenos Aires están implementado las acciones necesarias para que la economía se reactive lo más rápido posible. A su vez, se han desarrollado herramientas de garantía que permiten reforzar la solidez del sistema financiero.

p.: ¿Cuál es hoy el rol del sistema financiero en general y de los bancos en particular?

J.C.: En nuestro caso la pandemia nos obliga a redoblar esfuerzos, pero no cambia en nada los objetivos que nos propuso el Gobernador Kicillof desde el inicio de nuestra gestión: poner el Banco al servicio de la producción y de la economía real, con foco en las Pymes. Como mencionamos, en el mes de enero Banco Provincia desarrolló cuatro líneas de crédito con tasas especiales para recomponer el entramado productivo bonaerense. Las llamamos RePyme (Reactivación Pyme) y se lanzaron como parte del programa ArriBA Pymes del Gobierno provincial, que incluía otras acciones como un plan de regularización de deudas con ARBA. A partir de la coyuntura adversa que la pandemia de Covid-19 le impuso a la economía, Banco Provincia mantuvo esas líneas vigentes, recortó tasas y amplió su fondeo hasta llegar a los 35 mil millones de pesos.

Cuattromo3.JPG

"La pandemia nos obliga a redoblar esfuerzos, pero no cambia en nada los objetivos que nos propuso el Gobernador Kicillof desde el inicio de nuestra gestión", afirmó Cuattromo.

P.: ¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrenta el banco?

J.C.: Enfrentamos grandes desafíos: uno de ellos es el abastecimiento de efectivo a través de nuestra red de más de 1.800 cajeros (la más grande de toda la Provincia de Buenos Aires) ante un incremento abrupto y sostenido de la demanda de efectivo.

P.: Las empresas que muden sus procesos a los canales digitales van a salir favorecidas pospandemia. ¿Cómo está trabajando el banco en este sentido?

J.C.: Esta crisis implica un vuelco masivo de operaciones hacia canales digitales y medio electrónicos. En nuestro caso, encontramos que el Banco Provincia estas tensiones se agravan por una falta de estrategia consistente en estos frentes durante la gestión pasada, que estamos supliendo a partir de la enorme capacidad y compromiso de las trabajadoras y los trabajadores del banco.

P.: Hubo retrasos en la ejecución de los créditos al 24% en el sistema financiero. ¿Cómo reaccionó el Banco Provincia?

J.C.: Fuimos los primeros en salir a ofrecer a las Pymes una línea de financiamiento especial para el pago de sueldos. Se trata de una ampliación del descubierto en cuenta corriente con una tasa del 24% anual por un plazo de 90 días. Está disponible desde el 26 de marzo para aquellas PyMEs que pagan haberes a través del Banco. Apenas seis días después de decretado el aislamiento social obligatorio. En un primer momento la oferta estuvo concentrada en esta línea porque era la manera más simple de otorgar el financiamiento con las sucursales cerradas. En poco tiempo estuvo disponible a través de nuestra Banca Internet, BIP Empresas. Luego, con la reapertura de los bancos la oferta se diversificó y los tiempos se acortaron.

P.: ¿Cuántos créditos al 24% otorgaron desde que inició la cuarentena?

J.C.: Desde el inicio de la cuarentena, el banco incrementó sus créditos a empresas en más de $8.500 millones. En particular, por la ampliación del descubierto en cuenta corriente, desde el 26 de marzo llevamos asistidas a más de 2.300 empresas que acordaron un descubierto de $2.400 millones. El financiamiento se puede gestionar desde la banca internet, BIP Empresas, sin necesidad de ir a una sucursal. El monto máximo de descubierto para cada empresa es el equivalente al total de los sueldos que paga habitualmente en un mes a través del Banco. A partir de la reapertura de las sucursales para atención comercial se retomaron las colocaciones de las cuatro líneas RePyME, lanzadas a fines de enero.

P.: ¿Llevaron a cabo alguna otra acción complementaria para acompañar al empresariado en esta coyuntura?

J.C.: Sí, se redujo en cuatro puntos la tasa de los préstamos para capital de trabajo, que pasó del 28 al 24% anual. Con la nueva tasa ya se entregaron 1.300 préstamos por $2.500 millones. Desde su lanzamiento, hace menos de tres meses, esta línea fue utilizada por más de 4.000 empresas que recibieron financiamiento por $8.400 millones de pesos. Además, en sintonía con la normativa del BCRA se puso en marcha una nueva línea dentro de RePyME para asistir a las empresas en el pago de haberes. Son préstamos con tasa de 24% anual, un plazo de 12 meses y tres meses de gracia para el pago de capital e intereses. Esta opción está disponible hasta el 30 de junio y permite financiar el 100% de la masa salarial bruta que paga la empresa.

P.: ¿Cuáles son los requisitos para solicitar estos beneficios?

J.C.: Es necesario contar con el Certificado de Pyme que otorga el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. Hasta el momento, a través de esta línea 464 empresas recibieron financiamiento por $616 millones. Si bien tiene un punto más de tasa, en este conjunto también debemos incluir a la línea de descuento de documentos de hasta 90 días, con tasa de 25% anual. Desde su lanzamiento, el 27 de enero, esta herramienta les permitió a 2.500 Pymes descontar 83.500 cheques por un total de $10.500 millones de pesos. En definitiva, hoy apuntamos a colocar en el global de la línea de RePyME un monto total de $35.000 millones.

P.: ¿Cuáles son los principales motivos por los cuales hoy una pyme no califica para un crédito en el Provincia

J:C.: Uno de los principales es que muchas empresas no tienen su carpeta de crédito actualizada. Cuando recurren al Banco, ante la necesidad de financiamiento o para aprovechar alguna línea muy ventajosa, se les solicita la documentación necesaria para realizar la calificación y ahí empieza un proceso que muchas Pymes padecen. El consejo es que mantengan al Banco informado y presenten periódicamente la documentación. La mayoría de nuestros clientes Pyme tienen un vínculo constante con el Banco, pero muchas empresas que no suelen recurrir al sistema financiero se encuentran con esta brecha entre la necesidad inmediata de obtener el crédito y los pasos necesarios para aprobar el otorgamiento. En nuestro caso, esta información es necesaria y fundamental para poder cumplir nuestro rol, siendo responsables en el uso de los recursos del Banco.

P.: ¿Cuántos préstamos aprobaron a tasa 0?

J.C.: Entre el 4 y el 13 de mayo se registraron en la AFIP 25 mil solicitudes de monotributistas y autónomos que eligieron a Banco Provincia para obtener el préstamo a tasa 0%. De este total el 95% ya son clientes del Banco, pero el 59% no tiene tarjeta de crédito, que es el medio a través del que se instrumenta el desembolso del préstamo. Para ese sector ya se puso en marcha un servicio especial que le permitirá obtener una tarjeta de crédito internacional en su domicilio lo antes posible.

P.: ¿Cuál es el monto total de las solicitudes ingresadas?

J.C.: Hasta el momento alcanza los $2.713 millones. El préstamo promedio es de $ 108.500.

P.: ¿Cómo afecta al banco el nivel de morosidad?

J.C.: El ratio de irregularidad del Banco Provincia se encuentra por encima del promedio del sistema, afectado principalmente por la mora del segmento comercial. Esto se debe a que durante la gestión anterior quedaron en situación irregular importantes empresas con deudas con el Banco Provincia (Molino Cañuelas, Vicentín) y con otros importantes Bancos del sistema. En relación a la cartera de familias, el incremento en la irregularidad de los últimos dos años se debe fundamentalmente a tarjetas de crédito. Las últimas medidas establecidas por el Banco Central tienden a reducir el ratio de mora dado que se prorrogó el plazo por 60 días para ingresar a situación irregular y se estableció la refinanciación en tarjetas de crédito referidas anteriormente.

Cuattromo2.JPG

"El ratio de irregularidad del Banco Provincia se encuentra por encima del promedio del sistema, afectado principalmente por la mora del segmento comercial", contó el presidente del Banco Provincia.

P.: ¿Qué cambios cree que provocará en el mediano y largo plazo esta pandemia?

J.C.: La pandemia demostró la importancia de que los Bancos orienten su crédito a la economía real y no a la especulación financiera. Para esto, es necesario desarrollar marcos normativos consistentes con una estrategia de desarrollo productivo e idiosincrático que dé cuenta de las realidades de la economía nacional. Otro cambio trascendente e irreversible es que todos evidenciamos la importancia de los recursos tecnológicos. El distanciamiento social potenció el uso de los canales alternativos. Ante la imposibilidad de operar de otra manera, muchas personas están aprendiendo a utilizar estas herramientas que los bancos ofrecen desde hace años, pero que no todos los clientes manejan. Para los Bancos también representa una prueba de fuego, porque nos muestra donde debemos mejorar en la optimización de estos recursos: qué productos debemos adaptar a las plataformas digitales, qué servicios debemos incorporar, qué inversiones en infraestructura debemos realizar.

P.: ¿Qué enseñanza dejará este escenario?

J.C.: Sin dudas, esta coyuntura nos está permitiendo aprender mucho sobre los canales digitales, tanto a los clientes como a los bancos. Algunos resultados de este aprendizaje se verán en el futuro, pero otros ya están disponibles ahora. En nuestro caso, nos permitió terminar de desarrollar CUENTA DNI, nuestra billetera digital, que no estaba siendo aprovechada en la medida de sus posibilidades. A partir de las restricciones que impuso la pandemia, decidimos incorporarle nuevas prestaciones y promover su utilización como una herramienta de bancarización a distancia, que les permitió a cientos de miles de personas abrir una cuenta desde su casa y realizar extracciones por cajero automático sin la necesidad de contar con una tarjeta de débito. Estas posibilidades la convirtieron en una excelente alternativa para alrededor de 500 mil beneficiarios del IFE que no estaban bancarizados y decidieron cobrar la asignación con CUENTA DNI. Desde su lanzamiento, el 8 de abril, la aplicación sumó un millón de usuarios y en los próximos días vamos a anunciar nuevas funcionalidades que la harán mucho más versátil.

Suplemento BIZ 20-5.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario