Kicillof encabeza hoy paritaria, mientras crece presión por gatillo en provincias

Ambito Nacional

El mandatario dispara negociación, con discusión nacional docente "como eje rector". Será virtual globo de ensayo para otros gobernadores, que enfrentan pedido de gatillo y rechazo a sumas fijas.

Con el propio Axel Kicillof al frente, arrancará hoy la paritaria con los gremios estatales y con los maestros en tierra bonaerense, en una pulseada clave con impacto en el resto de las provincias y que, en los hechos, funcionará como una suerte de globo de ensayo de la estrategia salarial que impulsa la Casa Rosada (pro-sumas fijas trimestrales y sin gatillo), en el marco de la resucitada paritaria docente nacional.

En despachos bonaerenses leyeron ayer ante Ámbito Financiero que la presencia del propio gobernador en el comienzo de las negociaciones lo muestra como “garantía de que los trabajadores son prioridad para su gobierno”.

También remarcaron que la paritaria docente federal “va a ser un eje rector” para la discusión bonaerense, pero que “por ahora” no “descartan nada”.

El telón de fondo en el plano de las provincias es el de un muy lento avance del diálogo de los maestros con los gobernadores ante la falta de definiciones aún en la paritaria nacional, mientras crece la presión de los gremios docentes locales en pos de que los mandatarios reediten la figura de la cláusula gatillo en 2020.

Esa pretensión va a contramano del posicionamiento asumido por la Casa Rosada en contra de aplicar esa herramienta de aumento automático, por su efecto indexatorio de la economía. Una postura ya asumida además por un creciente número de gobernadores, golpeados por el exponencial crecimiento que esa ingeniería genera en el gasto en sueldos, en un contexto marcado por las urgencias de cuentas y la incertidumbre sobre las remesas nacionales de este año frente a la irresuelta renegociación de la deuda externa.

En esa línea, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, insistió ayer en que “es necesario una discusión trimestral continua para poder lograr un equilibrio y acompañar la nueva oportunidad que tiene la Argentina”. Horas antes, había asegurado que la cláusula gatillo “es la síntesis del fracaso de la gestión de Mauricio Macri”.

Pero los gremios provinciales no están dispuestos a priori a convalidar ese giro y anticipan que buscarán extender el uso de las subas automáticas, atadas a la inflación, para intentar combatir la fuerte erosión del poder adquisitivo que sufren los salarios.

Una de esas postales quedaría plasmada hoy, en el marco del inicio formal de la paritaria salarial del Gobierno de Kicillof, quien recibirá a los estatales a las 16 y a los maestros a las 17.30.

Horas antes terminará de pulir su pedido de recomposición salarial el Frente de Unidad Docente Bonaerense -con Roberto Baradel como una de las cabezas más visibles- y, según anticiparon desde filas sindicales a este diario, el planteo a Kicillof apuntaría al mantenimiento del gatillo, aplicado ya durante la gestión de María Eugenia Vidal.

Desde la vereda oficial, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, enfatizó ayer que la administración de Kicillof “no dejará caer el salario, como lo hizo el gobierno anterior”. Pero hizo hincapié en que el acuerdo con los sindicatos “tiene que ser sostenible y realizable en el corto y mediano plazo”.

No habrá hoy -afirman- oferta oficial de la provincia “en el inicio del diálogo oficial”, aunque Ruiz Malec dijo que el Ministerio de Economía de Pablo López “ya trabaja en una propuesta”.

Como Trotta, también la ministra laboral bonaerense desalienta la cláusula gatillo. “Es una respuesta a un plan económico que buscaba adrede reducir salarios reales de los trabajadores; indexar la economía hace que se corra siempre detrás de la coneja y, macroeconómicamente, es un mecanismo que no deja vía de escape” porque “si hay un problema como el que tenemos ahora de caja no da posibilidad de pensar cómo trabajarlo”, dijo. En esa línea, dejó entrever algunas señales de la propuesta alternativa sobre la que trabajan. “Estamos pensando un esquema que deje tranquilos a los trabajadores de que no van a perder con la inflación y que vamos a ir recuperando progresivamente lo perdido, pero que permita tener un diálogo para ir teniendo en cuenta la coyuntura”.

Esa instantánea bonaerense se replica, en rigor, en otros puntos del país:

Por caso, en tierra porteña, el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta (PRO) disparará el jueves la negociación con los gremios docentes (la primera cita será sobre condiciones laborales), y UTE-Ctera -el principal gremio- marcharía a priori en la senda de exigir la aplicación del gatillo.

Por ese camino transita además la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC). “Seguimos apostando a la cláusula gatillo y lo discutiremos en la mesa salarial porque entendemos que es la única forma de acercarnos a la inflación”, aseguró la secretaria general de la UEPC, Zulema Miretti, en un distrito donde el peronista Juan Schiaretti ya desactivó el uso del gatillo en el último tramo de 2019.

En Santa Fe, en tanto, el ministro de Gobierno del peronista Omar Perotti, Esteban Borgonovo, aseguró en las últimas horas que “la idea es no continuar con la cláusula gatillo y buscar mecanismos de recomposición que sean efectivos pero no indexatorios”.

Pero la titular de la local Amsafé -y de su terminal nacional, CTERA-, Sonia Alesso, anticipó que tanto en la negociación federal (en la que se fija el piso salarial de los maestros a nivel país) como en santafesina “se va a defender la continuidad de la aplicación de la cláusula gatillo”.

“Debemos tener en cuenta que la inflación anual de 2019 estuvo en el orden del 55%o, la más alta de los últimos 26 años, por lo cual el mecanismo de la cláusula nos permite que esa escalada inflacionaria no licúe los ingresos de los docentes”, argumentó. Y apuntó al ministro nacional. “Lo que Trotta le dice a los medios no lo dijo en el marco de la primera reunión paritaria nacional docente que tuvimos”, afirmó, en declaraciones consignadas por La Capital de Rosario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario