Avanzada en Chaco: Justicia investiga si hubo delito de "propagar" el coronavirus

Ambito Nacional

Dos fiscales federales de Chaco pidieron a la Justicia Federal que investigue si dos mujeres que retornaron a fin de febrero de España y no se recluyeron incurrieron en el supuesto delito de propagación de enfermedad peligrosa o contagiosa.

En una iniciativa que podría convertirse en “punta de lanza” a nivel país en medio de la pandemia, los fiscales federales Patricio Sabadini y Federico Carniel elevaron un pedido de instrucción ante la jueza federal Zunilda Niremperger para que investigue si dos mujeres que retornaron de España a Chaco a fin de febrero y que resultaron luego portadoras de coronavirus incurrieron en el supuesto delito de propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa.

Se trata de una médica pediatra de 71 años y de su hija de 34 años, becaria de la Universidad Nacional del Nordeste, quienes al volver a suelo chaqueño desarrollaron su actividad social de manera normal, sin tomar inicialmente ningún recaudo.

“Pedimos que se abra una investigación sobre la primera o los primeros pacientes que ingresaron al país con el virus", dijo Sabadini a Radio Libertad, además de calificar la avanzada como “una punta de lanza contra los incumplimientos en medio de la cuarentena”.

“Estamos hablando de una médica con un conocimiento potencial de la situación, que venía de una zona de riesgo”, remarcó Sabadini, además de resaltar la “cadena de contagios” posterior. Ese lote incluye a la pareja de la mujer de 34 años; al hijo de ese hombre, de 4 años -el primer caso en un menor de Sudamérica-, a una mujer de 64 años con “contacto casual” y a un hombre de 34 años con “vínculo estrecho”.

El fiscal aclaró además, en diálogo con Radio Facundo Quiroga, que en este caso no se trata de investigar un incumplimiento de la cuarentena ordenada por un DNU de Alberto Fernández sino de algo “más grave”, tipificado en el artículo 202 del Código Penal, que pena con entre 3 y 15 años a quien propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas.

De fondo, la cuestión a determinar es si las mujeres actuaron de manera negligente o con dolo eventual. Los fiscales a priori se inclinan por la segunda opción: que debieron haberse representado el riesgo que su actitud generaba.

Ambas mujeres argumentaron, en su defensa, que cuando llegaron a la Argentina España no estaba incluída en el ramillete de países con circulación libre del virus.

Ahora el próximo paso quedó en manos de la jueza Niremperger, quien ya ordenó medidas investigativas.

Hasta la tarde de hoy el distrito mostraba 11 casos de coronavirus. De los 11 casos, 6 son importados (uno de ellos fallecido) y 4 fueron por contacto. En el restante “se está investigando el nexo”, y a priori fue asumido como “caso probable de circulación viral comunitaria en la provincia”.

En paralelo, la ministra de Seguridad y Justicia provincial, Gloria Zalazar, confirmó que fue ordenado el arresto domiciliario de 27 personas que no cumplieron con el aislamiento obligatorio requerido ante la pandemia.

“Estamos trabajando para resguardar la salud de todos los chaqueños y las chaqueñas”, remarcó la funcionaria del peronista Jorge Capitanich, además de afirmar que la Policía de Chaco llevó a cabo 95 visitas domiciliarias de personas autorreportadas y en aislamiento.

La recorrida fue llevada adelante por un equipo conformado por la Policía, personal de Salud Pública y del Ministerio Público Fiscal, encargados de constatar el cumplimiento del aislamiento. Al no encontrarse 27 personas en sus domicilios, la Fiscalía N° 14 -a cargo de Francisco De Obaldía- ordenó el arresto domiciliario. La medida apunta a garantizar el cumplimiento efectivo de la cuarentena, pero además luego continuará el proceso judicial, que podría concluir con el dictado de una condena.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario