Santa Fe: Perotti activa plan mixto de pago a proveedores

Ambito Nacional

Lo definió vía decreto. Incluye saldo en efectivo, cheques diferidos y títulos similares a los que activaron ya Córdoba y Buenos Aires.

Tras haber emitido bonos por $4.500 millones para cancelar deuda con proveedores, el Gobierno de Santa Fe del peronista Omar Perotti se reunión con la cámara de la construcción de la provincia para presentar la propuesta de pago, por un monto total que asciende a $6.200 millones.

La ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, junto al ministro de Economía, Walter Agosto, se reunieron con los representantes de las delegaciones de Santa Fe y Rosario de la entidad que agrupa a las firmas que llevan adelante la obra pública.

“El gobierno provincial está ofreciendo pagar esta deuda, una parte en bonos y otra parte en cheques de pago diferidos. Luego ambas cámaras se van a reunir con sus asociados y analizarán la propuesta”, manifestó la titular de Infraestructura, quien aclaró que la deuda de $6.200 millones con proveedores de la obra pública “vienen de la gestión anterior” del Frente Progresista, que finalizó en diciembre. La oferta incluye el pago en efectivo de las deudas de menos de $5 millones, que representan un 30% del total. Los saldos restantes serán cancelados con la emisión de títulos que puso en marcha Perotti a través de un decreto.

Hace un mes, el ministro Agosto anticipó a Ámbito Financiero que el gobierno santafesino avanzaba con un bono de pago a proveedores como el que habían instrumentado el mandatario bonaerense Axel Kicillof y el cordobés Juan Schiaretti. “Ese tipo de herramientas van a salir seguramente. En la provincia la deuda con los proveedores ronda los $6.000 millones a 2019. Se puede analizar una propuesta de pago sobre la base de un instrumento como ese. Un documento cancelatorio”, había manifestado el titular de la cartera económica santafesina.

Finalmente, la semana pasada se creó el “Programa de Emisión de Títulos de Deuda por hasta un Valor Nominal Máximo de $ 4.500.000.000 para el Ejercicio 2020 con destino a la atención de renegociaciones de contratos públicos y/o la cancelación de deuda flotante y/o consolidada”, como indica el decreto publicado la semana pasada en el Boletín Oficial de la provincia, que también autorizó pagos por $1.500 millones a través de cheques diferidos.

Los bonos, como en los instrumentos financieros de Buenos Aires y de Córdoba, podrán ser utilizados para el pago de tributos provinciales. El plazo máximo de vencimiento de los títulos establecido en el decreto es el 1 de abril de 2023 y el capital se amortizará en forma trimestral en ocho cuotas.

“La propuesta de pago a los contratistas de obra es muy buena en este marco económico y de pandemia. No es lo mismo analizar estas propuestas en mayo, en medio de la pandemia, que en diciembre, cuando habíamos propuesto inicialmente la ley de Necesidad Pública. Hoy estamos en medio de esta crisis sanitaria con una caída brusca de la recaudación. Entonces, no solamente hay que pagar lo que se quedó debiendo del gobierno anterior, sino que también hay que prever un esquema financiero para las obras que estamos desarrollando para ampliar el sistema de salud, para aquellas que deben terminarse y para las de nuestro propio plan de obras, en lo que resta del año”, dijo por su parte Silvina Frana, a cargo de la cartera de Infraestructura en el gobierno de Perotti.

Por otra parte, el mandatario adelantó que la provincia lanzará líneas de asistencia financiera para un abanico de actividades, en conjunto con un programa de subsidios destinado a empresas proveedoras del sistema de salud. Estarán dirigidas a los sectores turístico, apícola, frutihortícola, lechero, porcino, piscícola nativa, avícola, ganadero, algodonero y ovino y también para pequeñas y medianas industrias manufactureras, de base científica-tecnológica y culturales y para empresas que se dedican al teletrabajo y al e-commerce.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario