Kicillof busca blindar apoyo a ley de aumento de impuestos

Ambito Nacional

Arranca ronda de negociaciones de presidentes de ámbas cámaras con legisladores de la oposición. Habrá retoques a proyecto original, pero se mantiene espíritu de progresividad.

El gobierno de Axel Kicillof intensificará en las próximas horas las negociaciones con legisladores, intendentes y dirigentes de la oposición en busca de un preacuerdo para blindar la sanción este miércoles de la polémica Ley Impositiva, tras el fracaso hace una semana en el Senado.

La Cámara de Diputados será esta vez la puerta de entrada del proyecto que contempla, entre otros, ajustes de 75% en el Inmobiliario Urbano y Rural, subas en alícuotas de Ingresos Brutos a medicamentos y un nuevo esquema de distribución de los fondos nacionales para los municipios.

Las rondas de diálogo comenzarán con una reunión entre los presidentes de ambas Cámaras, Verónica Magario y Federico Otermín, y los jefes de los bloques de la oposición en Senadores y Diputados, Roberto Costa y Maximiliano Abad. Luego sumarán a representantes de los alcaldes y otros legisladores.

“Estamos buscando consenso para sacar una ley potable”, reconoció ayer un estrecho colaborador del gobernador.

Según pudo saber este diario, la intención del oficialismo es aprovechar la mayoría en Diputados para obtener luz verde al proyecto original, que después llegará a Senado donde, merced a la mayoría opositora, la iniciativa podría incluir las modificaciones que finalmente se terminen acordando, para luego volver a la cámara baja donde obtendría sanción definitiva.

“Probablemente se hagan todas las modificaciones sobre tablas”, adelantó un funcionario con acceso a las gestiones que incluyen contactos permanentes con las terminales legislativas de los intendentes de Juntos por el Cambio que el jueves ante el propio Kicillof dieron señales de acompañamiento a la ley fiscal.

Pero si bien los jefes comunales de Juntos por el Cambio presionan para que salga la ley a partir de la imperiosa necesidad de financiamiento, persisten discrepancias en torno a la aplicación de un aumento del 75% en el impuesto inmobiliario a las propiedades de mayor valor.

“Hay que encontrar la fórmula perfecta para que estén todos los vecinos abarcados y no haya una situación injusta”, indicó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse en línea con su par de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, también de Juntos por el Cambio.

“Tiene que haber ley impositiva para que la provincia pueda funcionar”, había considerado Valenzuela.

Por su parte, el jefe de Gabinete de la provincia, Carlos Bianco, dijo que la discusión sobre el paquete impositivo “está saldada”, y se mostró “positivo” respecto a que la oposición ahora acompañe el proyecto de ley.

En tanto, Otermín, titular de la Cámara de Diputados, llamó a la oposición a que “de buena fe” vaya a “debatir al Congreso”, al tiempo que se comprometió a “discutir” con ellos “todos los puntos de la ley” para “poder llegar a un consenso” que permita la sanción de la norma.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario