Provincias reponen moratorias para fortalecer ingresos propios y aliviar a pymes por pandemia

Ambito Nacional

En un año electoral, buscan también sumar recursos y oxigenar a las pymes, el sector productivo más castigado por el parate que impuso la pandemia.

La lenta recuperación de las economías provinciales, golpeadas todavía por la pandemia y la recesión, forzó la necesidad de reponer o activar en el arranque del año una serie de planes de pago de impuestos locales para favorecer el nivel de los ingresos propios.

La pretensión de los gobernadores es replicar también en el plano local cierta reparación que ya se observa en los envíos automáticos por coparticipación. Por caso, un informe de la consultora Aerarium señala que, transcurrido el primer bimestre, las transferencias acumulan $466.276 millones, registrando un incremento del 46.3% en términos nominales y del 4.8% en pesos constantes, con un máximo de +9.3% en Córdoba y Santa Fe, y un mínimo de 56.9% en la Ciudad de Buenos Aires.

Destaca, además, que los recursos previamente destinados a ANSeS y restituidos a las provincias en 2016, acumulan $51.408 millones en lo que va de 2021, equivalente al 11% de los envíos.

“En valores absolutos, las transferencias ascendieron a casi $231.000 millones, con un incremento de $75.942 millones respecto a lo ingresado durante el mismo mes de 2020, en tanto que cedió en $4.300 millones respecto a lo girado el mes anterior (-1.8% m/m)”, puntualiza Aerarium al analizar la evolución de esos giros que durante la pandemia evidenciaron fuertes caídas producto del parate económico que sacudió a todo el país en 2020.

Mientras que los sectores productivos del interior, referenciados muy especialmente en las pymes, siguen reclamando paliativos, los gobiernos provinciales definen mecanismos de cobro de impuestos a la medida de la crisis en las puertas de un año electoral.

Hace una semana, en su mensaje ante la Legislatura bonaerense, el gobernador Axel Kicillof anunció el envío de un paquete de leyes de fuerte impacto de recuperación productiva. Esa ingeniería incluye una amplia moratoria de impuestos patrimoniales, con mayores beneficios para los sectores afectados por el coronavirus; y un plan de pagos para unos 3.800 agentes de recaudación, lo que abarca deudas por más de $3.800 millones.

A la vez, el Gobierno impulsará una Ley de Monotributo Unificado, que pretende “simplificar el impuesto a los Ingresos Brutos para los monotributistas, que pagarán una cuota fija mensual, según categoría de monotributo”.

Además, no deberán presentar declaraciones juradas mensuales ni anuales y no se les aplicarán retenciones.

Esta semana, en tanto, el gobierno de Omar Perotti, Santa Fe, a través de la Administración Provincial de Impuestos (API), puso en marcha hasta el 31 de mayo próximo una moratoria para todos los tributos provinciales, con la particularidad que en este caso diferencia las deudas generadas antes del inicio de la pandemia de coronavirus de las contraídas con posterioridad.}

Alcances

El titular de la API, Martín Ávalos, indicó que esta moratoria tiene la particularidad de estar “fragmentada en dos tipos de deuda: la que se puede denominar prepandemia, que es la devengada hasta el 29 de febrero de 2020, y la de pandemia, que es la que se generó entre el 1 de marzo y el 31 de octubre de 2020”.

Se incorporan beneficios como intereses de hasta el 80% y 48 cuotas con intereses de financiación de entre el 1% y el 2,5% mensual. También habrá condonación del 100% de las multas que sean tanto por incumplimientos formales como por incumplimientos materiales. Mientras que para las deudas generadas se contemplan pagos a valores históricos, sin ningún tipo de interés y hasta 48 cuotas sin interés.

En tanto, el gobierno de Santiago del Estero, que encabeza Gerardo Zamora, prorrogó hasta el 30 de abril la moratoria que se implementó el 28/12. Incluye deudas de todos los impuestos, que se pueden financiar hasta en 60 cuotas, condonación del 100% de las multas y de los intereses consolidados entre un 30% y un 70%..

En simultáneo, las administraciones de Mendoza y de Entre Ríos no descartan avanzar en sistemas similares, luego de los pedidos explícitos de los sectores pymes de sus distritos que buscan recuperar la estabilidad después del cimbronazo económico que provocó la etapa más rígida de la cuarentena por la pandemia del covid-19.

Dejá tu comentario